Foto: El Porrón Canalla, lo nuevo de Juanjo López

El Porrón Canalla, lo nuevo de Juanjo López

Bocatas, como los de toda la vida, sin trampa ni cartón. Sólo pan crujiente y buenos productos, el clásico pepito, de sardinillas... y alguna sorpresa. 
Texto
Raquel Castillo
@rcastillo1102
Publicado 09/06/2015

Juanjo López el alma mater de La Tasquita de Enfrente, se embarca en un nuevo proyecto. Esta en su barrio, en la calle de Ballesta, dos portales más arriba que su restaurante. Es un bar para tomar bocatas y porrones, de cerveza, de vino o sangría. “Bocadillos ricos, sin fusión ni moderneces”, apunta el chef madrileño, para tomar in situ acodados en mesa, pero también para llevar a casa.

El Porrón Canalla, toda una declaración de intenciones, se ubica en lo que fueran dos conocidos locales de citas de las inmediaciones de la Gran Vía, dos puticlubs de los que en parte se conservan ciertos aspectos de su decoración (de todo el diseño se encarga el estudio de Gabriel Corchero). Hasta septiembre abrirá sólo por las tardes, de 18 h. hasta la una de la madrugada, y ya con el nuevo curso el horario se ampliará incluyendo la mañana.

      

En buena medida la bocadillería es un homenaje al padre de Juanjo, que en los años 70 y 80 del siglo pasado servía en la antigua Tasquita no menos de 500 bocadillos diarios. Con ese espíritu de recuperar la esencia de los buenos bocatas para comer con las manos, de un pan crujiente recién horneado, de los calamares –de los de verdad, no voladores, aclara Juanjo López- preparados al momento, se ha concebido una oferta en las que no faltarán los de ibéricos de Guijuelo de Arturo Sánchez con tomate de colgar y aceite virgen, los bocatalatas, a base de laterío fino de conservas Frinsa (mejillones en escabeche con patatas fritas, sardinillas en aceite con cebolletas, ventresca de bonito con pimientos rojos), o los bocadillos calientes de calamares, la “conferencia con Burgos” (especialidad de su padre, con morcilla), el de tortilla francesa con pimientos verdes, el pepito de ternera de Avila o el de salchicha de carnicería con salsa brava de La Tasquita. Y habrá también uno dulce, “la merienda de los niños”, a base de chocolate con aceite y sal. Los precios estarán entre los 3,50 y los 10 euros.

      

Pero además habrá bocadillos de edición limitada. Cocineros invitados prepararán el relleno de 100 bocatas al mes, con ingredientes sorpresa, al gusto de su autor. El primero será Andoni Aduriz, del restaurante Mugaritz, en el mes de septiembre: desde luego, habrá que ir a probarlo.

El Porrón Canalla. Ballesta, 2. Madrid. Precio: entre 3,50 y 10 euros

   

Comentarios
usuario
email
* La dirección de correo electrónico no se mostrará en la web en ningún caso.
comentario
Entradas relacionadas

La tasquita de enfrente

La Tasquita de Enfrente cumple 50 años

Juanjo López Bedmar

Los mejores restaurantes para comer trufa negra

Los ganadores de los concursos del lunes 27 en Madrid Fusión 2014

Diseño web Tandem Innova