Foto: ¿Será Argentina la gran potencia gastronómica de Latinoamérica?

¿Será Argentina la gran potencia gastronómica de Latinoamérica?

El año pasado la lista de los 50 mejores restaurantes de América Latina arrojó una serie de datos muy interesantes, colocando sobre el mapa culinario varios restaurantes y por consecuencia varios países.
Texto
Ignacio
Publicado 06/05/2014

Por un lado está la tan en boga cocina Andina: liderada por Perú (7) -el país gastronómico más estudiado del momento- y Chile (2); por otra parte Brasil (9) que parece haber salido a la luz junto con su evolución económica; y México (10) que con su sello, ha sabido conquistar al mundo. La lista la completan: Colombia (4), Uruguay (2) y Venezuela (1).

Pero la sorpresa la dio Argentina ya que ha sido el país con más menciones (15), pero tan sólo uno en el Top Ten. Y muchos se preguntarán ¿Por qué?

Esta es una reflexión personal sobre el panorama gastronómico de mi país, hecho desde la cercanía y la lejanía, pues soy argentino pero vivo en Barcelona.

1.- Inmensidad y diversidad. Argentina es el segundo país más grande de América del Sur y el octavo del mundo. De norte a sur tiene más de 5000 kilómetros de largo y de ancho  puede llegar en algunos puntos a supererar los 1000 kilómetros. No hace falta pensar mucho para imaginar la diversidad de productos que existen y que se pueden descubrir en sus 2.780.400 de Km². España tiene una superficie de 505.992 Km²(menos de una quinta parte) con una diversidad deslumbrante en cada región.

2.- La política de la exportación y el olvido del mercado interno. El mejor bife Argentino, lo he comido en… España ¿Cómo es posible eso? Pues muy fácil. Las mejores materias primas, se exportan porque el exterior paga más. Eso no solo sucede en Argentina, también en otros lugares. Tristemente esto no sólo sucede con la carne; pasa también con los vinos, el grano, el aceite y con toda aquella materia prima exportable. Argentina está mal comunicada y eso es una realidad. Sus carreteras están en un estado deplorable y las vías de ferrocarril, tan utilizadas en épocas pasadas, están condenadas al óxido. El gobierno no se ocupa de mantenerlo ni arreglarlo. Ciudades con grandes poblaciones y producciones propias están aisladas, no tienen forma de trasladar su mercancía. ¿Cómo es posible que sea más rentable y fácil exportar los productos que comerciar dentro del territorio nacional? Esta es la opinión de Alejandro Maglione, conocido y reputado periodista, desde el otro lado del charco.

3.- El desconocimiento de lo propio. Confieso que en mi casa jamás se ha cocinado locro, tamales o una carbonada de zapallo. En mi casa y en la de muchos, la quinua junto con la algarroba, eran las grandes desconocidas; y luego de muchos años tuvieron que venir las dietéticas e imponer una banal moda como algo natural y sano -que por supuesto lo es- olvidándose por completo que se trata de una producto nacional y ancestral. En mi casa era impensable -y menos en la de mis amigos- hacer un asado de vicuña (familia de los camélidos sudamericanos que vive en el altiplano andino) cuando la ternera, el cerdo y el pollo son las estrellas de las brasas. Os pongo en situación, yo nací en Quilmes, a unos 20 minutos de Buenos Aires. Quizás, si hubiera nacido en el norte de Argentina –Jujuy o Salta- todos estos platos o productos típicos regionales serían mi día a día. Pero por desgracia hay mucho de mi país que me he perdido. Sin embargo, desde la más profunda ignorancia alimenticia de la “Gran Capital” jamás nos hemos sentido mal, ya que si no lo conoces, no lo añora -ni lo quieres- y por lógica esa “herencia culinaria” deja de transmitirse a las siguientes generaciones.

4.-La fuerza de las cocinas americanas. Las cocinas más llamativas y atractivas en este momento son las de América Latina. Perú, Bolivia y Chile, las presentadas en Madrid Fusión 2014 como Eje Andino-. Por otra parte está México con una penetración mundial tan fuerte -me atrevo a decir- como la que tiene la cocina Italiana.

Chile se vende mejor -se dice que tiene mejor marketing- Su gastronomía ha pegado un vuelco sustancial con Rodolfo Guzmán de Boragó; y su trabajo “Un año alrededor del Peumo” es excepcional y alentador, teniendo en cuenta que del desierto de Atacama se pueden conseguir esos productos tan increíbles. Por otra parte la carne de Uruguay y de Brasil ya compite con la argentina de igual a igual.

Y ahí está Perú con su personalidad culinaria llena de orgullo y su cultura en lo más alto, siendo objeto de estudio de toda la gastronomía mundial. Gastón Acurio resultó ser un líder natural, un referente a seguir en esta cruzada nacional.

5.- El futuro es de Argentina. Pero ¿dónde quedó la identidad de los argentinos? ¿Existe? Pietro Sorba se lo plantea en su libro- ¿Y Los vinos? Sí, son excelentes y hubo un momento en el que no existía en el mundo un vino -valga de redundancia- con una relación calidad-precio tan bestia, pero ¿Y ahora? ¿Qué productos regionales conoce el mundo de Argentina además de sus carnes a la parrilla? Sinceramente no creo que sea suficiente si queremos destacar.

Queda un camino largo y sinuoso, pero no imposible. Tímidamente se está empezando a darle algo de importancia a los productos regionales.  Pero ¿es esto suficiente? Yo creo que mejor tarde que nunca ¿no? Llámenme optimista o iluso, pero creo que aún estamos a tiempo de ponernos al día. Y ojalá podamos aprovecharnos de esta estela y valernos de esa “defensa al redescubrimiento de lo autóctono” al igual que lo han estado haciendo en Europa y ahora, con total éxito, nuestros hermanos de Latinoamérica. 

GastroACTITUD no es responsable de las opiniones que los usuarios de la web hagan y sean publicadas en la misma 

Comentarios
usuario
email
* La dirección de correo electrónico no se mostrará en la web en ningún caso.
comentario
Entradas relacionadas

Cena Nueva Cocina Argentina

¿Hacia dónde va la cocina argentina?

Argentina país invitado en asisa madridfusión 2017

La cocina del eje andino en Madrid Fusión

Argentina. Balance sobre la mesa

Diseño web Tandem Innova