7 1

Antonio Mota Pacheco abrió este restaurante en 1981. Ahora junto a sus tres hijos Carlos, Juan Antonio y Alejandro han querido ponerse al día y renovar por completo el espacio. El resultado es inmejorable.

DIRECCIÓN: Bahía de la Plata, Atlanterra km. 1 Zahara de los Atunes .ESPAÑA

CONTACTO: 956 43 95 42      


PRECIO MEDIO: De 50 € a 60 €

TIPO DE COCINA: Alta cocina clásica


ver ficha completa



TIPO DE DECORACIÓN: Contemporánea


Si quieres acceder a la ficha completa con las valoraciones del autor, has de acceder como socio o registrarte.
Imagen de perfil @CRIS_33
VALORACIÓN 7/10

CRÍTICA REALIZADA POR BEGOÑA CONTENTO

Su emplazamiento es privilegiado. El restaurante Antonio está ubicado en la playa de Zahara de los Atunes. Su apertura se ha retrasado este año hasta el 30 de marzo debido a la reforma llevada a cabo por el interiorista Álvaro Linares. La espera ha merecido la pena. Un espacio completamente renovado que deja atrás el trillado estilo marinero que, durante años, han usado muchos restaurantes costeros. Los dos salones están llenos de luz. Ventanales con vistas al mar que hacen que comer allí sea un auténtico placer.

Sabedores de la importancia que han cobrado las barras, la remodelación de la misma no ha quedado en segundo plano. Un espacio amplio, agradable, limpio, cómodo, con una iluminación muy cuidada donde sigue estando presente la espectacular vitrina de pescado. La carta de la barra se caracteriza por sus “minis” de atún. Atún rojo de almadraba, producto fetiche de la zona. Joaquín Olmedo, chef de la casa, lleva cocinándolo toda una vida. Ha sabido adaptarse a la extraordinaria evolución que ha sufrido este excepcional producto en la cocina sin olvidar la base del mismo.

La tapa que han presentado este año para la IX Ruta del Atún de Zahara, celebrada del 16 al 21 de mayo, se llama Renovatún. Ha obtenido el premio a la tapa más original. A simple vista se trata de unprofiterol bañado en chocolate. El pastelillo, que sí es real, está relleno de un guiso de morrillo de atún con verduritas, vino blanco y vinagre. El chocolate con el que se cubre es en realidad una salsa holandesa con tinta de calamar. El guiso está buenísimo y es una excelente idea rellenar con él el profiterol ya que, junto con la salsa, le aporta jugosidad.

Otra de las tapas ganadoras, con el 2º premio en la VI Ruta, es Rojo y Blanco. Otro trampantojo que crea la ilusión de un yogur con mermelada al fondo, servido en un tarro de cristal y  perfectamente etiquetado como tal. La base consiste en un guiso de atún, en este caso tarantelo, con tomate. Simplemente delicioso. Para separar dicho guiso de la espuma de patatas de la parte superior se introduce un pan de gambas y se corona con cebolla crujiente. Se trata de una tapa caliente muy sabrosa con un punto de acidez perfecto.

El Kebab de secreto ibérico con salsa turca y la hamburguesa de buey con salsa barbacoa y crujiente de cebolla son buenas opciones también para disfrutar en la barra. Lo que resultaría imperdonable sería no degustar dos de sus tartares. El de gambas blancas está aliñado con un punto de lima, aceite de oliva virgen extra, soja, tabasco, filamentos de chile que le aportan un ligero picor, huevas de trucha, esferificaciones de aceite y sal. Realmente placentero. En la boca, la tersura de la excepcional gamba se amalgama con las esferificaciones de aceite y las huevas de trucha que sustituyen a las de salmón. Éstas formaban parte del tartar en un principio, y fueron sustituidas porque su tamaño anulaba el sabor de la gamba.

Para el tartar de atún, imprescindible también, se usa la cola blanca. Máximo respeto del producto que sutilmente se aliña con aceite de oliva virgen extra, salsa de soja, salsa sriracha, huevas de salmón y sal. Se presenta acompañado de alga wakame, jengibre, wasabi y reducción de balsámico. Compañía que está de más si lo que quieres es disfrutar del frescor y el sabor de este excelente producto. Sin lugar a dudas, uno de los mejores tartares de atún de la zona.

 

La sala que han habilitado para tomar una copa o esperar mesa está decorada con mucho encanto. Una barca que hace las veces de barra preside la estancia frente a otro de los ventanales desde los que se observa el mar. La renovación, el buen servicio y un producto de excelente calidad hacen de este restaurante un imprescindible para degustar el auténtico atún rojo de almadraba en sus diferentes interpretaciones.

Aprende a realizar una crítica gastronómica

1 Comment

  1. Antonio Mejias Gandul el 28 Julio, 2017 a las 17:49

    El mejor restaurante,las mejores vistas, la mejor materia prima y el encanto del personal.

Deja un comentario





 

Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar