Saltó a la fama tras su paso por Top Chef el programa televisivo en el que se miden cocineros profesionales, pero desde hacía años luchaba por abrirse hueco en Valencia

La historia de Begoña Rodrigo, como la de muchas de sus compañeras, se resume en palabras como trabajo, esfuerzo y dedicación. Después de 10 años recorriendo el mundo volvió a su ciudad  para inaugurar La Salita, el restaurante que comparte con su parejaSu cocina delicada y preciosista,  que no renuncia al sabor, resume –tal vez sin quererlo- todo lo que ha ido asimilando a lo largo de su carrera. Técnica y estética al 50%. “Todo el esfuerzo es poco si a través de él consigues alcanzar tus metas”, esta frase resume su carácter.

Para conocer su trabajo, un libro: El sabor de la elegancia, publicado por Montagud.

Deja un comentario