Desde la llegada de Leandro Gil al restaurante Alma en el hotel Muga de Beloso, la oferta gastronómica de este establecimiento no ha parado de evolucionar al alza.

A sus 31 años, en calidad de cocinero jefe, sus platos ponen en evidencia las mejores virtudes de su cocina: envergadura técnica, ligereza y sensibilidad estética a la hora de concebir las recetas. Platos contemporáneos con puntos de cocción medidos y una perfección que revela enormes facultades para el oficio.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar