Trabajador tenaz, perfeccionista e intuitivo está dotado de una inteligencia natural para crear platos tan complejos como armoniosos. Es un apasionado de su profesión que transmite su ilusión por la cocina a todos cuanto se cruzan en su camino. Por eso no es extraño que junto a él se hayan formado algunos de los mejores jóvenes profesionales españoles.

Desde niño quería ser cocinero y se empeñó en ello a fondo. Ahora cuando el éxito le sonríe, se sigue comportando con la misma sencillez que en sus comienzos. Desde El Bodegón de Alejandro, donde comenzó trabajando con su familia, ha creado un emporio gastronómico que abarca catering, asesorías y varios restaurantes. Dicen que todo lo que toca lo convierte en oro, pero él no se reconoce empresario. Sostiene que es un cocinero en busca de la perfección y que nunca se da por vencido. No hay muchos cocineros en el mundo capaces de combinar tantos ingredientes en un mismo plato con un resultado brillante. Sus elaboradas recetas, paradójicamente resultan sencillas al paladar. ¿Cómo se logra eso? Nadie lo puede explicar y ahí radica la magia de la cocina de este hombre singular y generoso que sigue trabajando con la misma ilusión del primer día. Algunos de sus platos forman ya parte de la historia culinaria de España y han servido de inspiración para cientos de jóvenes cocineros que ven en Berasategui el ejemplo a seguir.

Menciones y reconocimientos

Premio Nacional de Gastronomía

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar