Preparación

Para la salsa:

  1. Poner el caldo a calentar sin que llegue a hervir.
  2. En una sartén calentar el aceite y dorar la harina removiendo con las varillas hasta que no sepa a crudo.
  3. Fuera del fuego añadir el pimentón para que no se queme y remover bien.
  4. Poner de nuevo en e fuego e incorporar el caldo poco a poco para que la salsa se ligue.
  5. Agregar el tomate y la cayena y cocer hasta que tenga la consistencia untuosa de la salsa.
  6. Aliñar con unas gotas de vinagre y retirar la callena

Para hacer las patatas:

  1. Cortar las patatas en rectángulos
  2. Freir las patatas en abundante aceite caliente. Primero con el aceite suave para que se cuezan ligeramente y después con el aceite más fuerte para que se doren.
  3. Escurrir sobre papel absorbente.
  4. Sazonar.
  5. Colocar en una fuente las patatas y rociar con la salsa brava.