Por mucho que nos guste cocinar, sentarse “a mesa puesta” es un sueño recurrente que todos tenemos cuando las navidades están a punto de caramelo y se presenta la misma papeleta año tras año: llamar a un cocinero y que se ocupe de todo. Eso es lo que hace Take a Chef.  Y es que está muy bien lo de que sean unas fiestas familiares y caseras, y hace ilusión lucirse con el plato estrella, pero de vez en cuando hay que renovar el repertorio, y luego cargar con la compra, recoger y fregar… y siempre quedarte con la dudad de si habrás acertado… Si quieres evitarte angustias, toma nota.


Imaginamos que de esta conversación, de este clamor popular por encontrar una alternativa para aquellos a los que les gusta hacer cenas multitudinarias en casa (quien dice cenas dice desayunos o dice comidas) pero no tanto colgarse el delantal, nacerían estas dos empresas, Take a Chef y BENDITA COCINA, que se dedican, precisamente, a eso, a quitarnos este marrón. Digamos que nos traen el restaurante a casa, con la ventaja de no tener que movernos, poder alargar la sobremesa a voluntad y continuar con las copas (o fumarse un cigarrito sin tener que salir a la terraza)… Y a precios similares.

Take a Chef

En el porfolio de Take a chef encontrarás más de 700 cocineros en toda España. El funcionamiento es muy sencillo: elige la ciudad, elige el tipo de cocina y presupuesto, y quita o añade a tu antojo hasta configurar exactamente tu banquete perfecto: número de personas (desde una cena en pareja hasta grupos de más de 13 personas), tipo de ocasión (romántica, familiar, amigos…), horario (comida o cena), tipo de comida (mediterránea, francesa, japonesa, etc…), restricciones alimentarias y equipamiento de tu cocina (número de fuegos y tipo, si tienes horno… Bendita Cocina  tiene un funcionamiento similar. Solo tienes que meterte en la web y seleccionar en qué lugar donde se va a celebrar el festín, elegir el chef que más te guste y sus menús sugeridos (aunque también se pueden personalizar) entre todo el catálogo, comprobar la disponibilidad y reservar.

Bendita Cocina

Un par de clicks, cinco minutos y cenorrio montado. ¡Felicidades!, acabas de pasarle la patata caliente (y nunca mejor dicho) a otro. Y no a cualquiera, sino a un chef profesional que se encargará absolutamente de todo, desde hacer la compra ingredientes hasta dejarte la cocina como una patena; lidiar con todas tus dificultades de espacio, menaje y alergias y cargar con las excentricidades que se le hayan ocurrido a tus amigos. 

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar