Lo acaba de decidir el Congreso español que ha aprobado por ley incluirla como Bien Cultural Inmaterial. Ello permitirá, en un futuro próximo, que la gastronomía pueda formar parte de las asignaturas escolares.


El pasado jueves 12 de marzo la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados aprobaba la Ley para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, y con ella la inclusión de la gastronomía española como Bien Cultural Inmaterial. Según la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial son los “usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas que las comunidades reconocen como parte integrante de su patrimonio cultural”.

La propuesta partía del Grupo Parlamentario Popular a instancias de la Real Academia Española de Gastronomía (RAEG) y la Fundación Española de Nutrición, con el objetivo de facilitar la inclusión en el sistema educativo español de conocimientos sobre gastronomía y hábitos alimenticios. Y es que se parte de la idea de que la gastronomía es un “conjunto de conocimientos, experiencias, artes y artesanías que permiten comer saludable y placenteramente” y de que obviamente, es “una parte fundamental de nuestra identidad y elemento esencial del patrimonio europeo”.

Hace justamente un año el Parlamente Europeo aprobaba el Informe de Iniciativa sobre el Patrimonio Gastronómico Europeo: aspectos culturales y educativos, cuyo texto ha supuesto el marco en el que se ha basado la ley aprobada a finales de la semana pasada. Entonces se solicitaba a los países de la UE la implantación de planes educativos desde la primera infancia que insistieran en la formación teórica y práctica (basada en talleres del gusto) sobre alimentación, nutrición y hábitos alimenticios, sin olvidar aspectos históricos, territoriales y culturales, que contribuyan a mejorar el estado de salud y bienestar de la población, la calidad de los alimentos y el respeto por el medio ambiente. Una forma también de luchar contra la obesidad y mala alimentación, un mal que cada vez afecta más a los países desarrollados.

La RAEG “celebra la nueva ley y el respaldo de nuestro patrimonio gastronómico por parte del Estado, que permitirá un nuevo escenario y con él su introducción en el currículo escolar, gracias al cual los alumnos conocerán el recetario español y sus productos más destacados”.

Gastroactitud

Gastroactitud

Pasión por la gastronomía.

Deja un comentario