200 kilómetros de costas escarpadas, espuma del mar, viento y olas. Un paisaje singular para despedir el año. En invierno cuando las borrascas arrecian, pescados y mariscos están en su mejor momento.


Texto escrito por Tomás Galdo (@tgaldo)

Ir en verano no tiene gracia. Sin olas ni viento a este paisaje le falta emoción. Para conocer la Costa da Morte (faros y restaurantes) de verdad hay que recorrerla en invierno. Cuando las olas no dejan ver las rocas y la luz de los faros son la única guía, desde mar y desde tierra, porque aquí todo se confunde. Un territorio agreste, salvaje, brutal, que enamora desde el mismo momento que se conoce y que acaba de conquistar con la incomparable oferta de pescados y mariscos que se encuentra en los restaurantes de la zona. Una original propuesta para recibir el 2020.

 

La leyenda negra

Galicia cuenta con la mayor cantidad de naufragios documentados en el mundo con nombre y crónica: 3.450. La enorme cantidad de hundimientos sucedidos entre cabo Roncudo y Finisterre forjaron una leyenda negra bien merecida. Y es que las leyendas aportan la parte mística y a veces romántica de las historias, pero la cruda realidad, los datos, revelan cerca de 700 naufragios en esa costa.

 

Faros generadores de luz y vida

En 1890 el HMS Serpent naufragó frente a las costas gallegas a la altura de Camariñas. Murieron 172 marineros ingleses a escasos metros de la salvación y sólo sobrevivieron tres miembros de la tripulación. Sus restos descansan en el famoso Cementerio de los Ingleses en punta de Boi, un paraje hermoso pero desolador. Esto hizo que las autoridades tomasen conciencia de la importancia de señalizar la zona y advertir a los barcos de la presencia de una costa hostil con las embarcaciones, pero generosa con el pescado y el marisco. Allí donde baten las olas, donde la espuma es más blanca y abundante y los acantilados más escarpados. Allí crecen los percebes, el marisco y el pescado que da fama a los restaurantes de la zona.

 

 

7 faros y 7 restaurantes

Existe una ruta llamada “El Camino de los Faros” que recorre los 200 kilómetros de costa visitando playas desiertas, El Castro de Borneiro de finales de la Edad del Hierro, el Dolmen de Dombate, considerado la catedral del megalitismo construido 3.800 años antes de Cristo, y faros, 7 faros que con su luz dieron vida a la costa más mortífera de Europa.

En Punta Nariga se levanta el faro más moderno de Galicia, construido en 1995 y diseñado por el arquitecto César Portela. Con 50 metros de altura y 22 millas de alcance lumínico, es todo un referente en la integración de la arquitectura con el paisaje natural.

 

Restaurante O Burato 

Vila Fano, 18 Malpica. Coruña. Teléfono: 981 721 955. Precio: 

Uno de los pioneros de la zona. Comida casera con vistas al puerto de Malpica. Su cocina se basa en productos que provienen del puerto situado a escasos 50 metros y la elaboración de recetas clásicas gallegas. Cualquier tipo de mariscos de temporada y pescados tratados con el mismo cariño desde hace más de 40 años. Las caldeiradas de pescado, guisos con diferentes pescados de temporada, resultan imprescindibles.

En Corme se eleva el Faro Roncudo, construido en 1920 entre piedras de granito con una altura de 11 metros. El nombre de Roncudo viene del ruido ronco que hace el mar cuando rompe en estos acantilados, en donde los percebeiros se juegan la vida para extraer el percebe más sabroso y conocido de Galicia.

Restaurante As Garzas 

Porto de Barizo, Malpica. Coruña. Teléfono: 981 721 765. Precio:

Caco Agrasar acaba de renovar su Estrella Michelín en un local que ensalza la comida gallega de autor. La fama de sus arroces, el salpicón o la empanada recién horneada por un lado o el menú degustación por otro. “Para los que no quieren pensar” le llaman. Una experiencia gastronómica inolvidable. Dispone de 4 habitaciones exclusivas encima del restaurante con vistas al mar.

El Faro de Laxe, construido en 1920 es exactamente igual que el Roncudo, un sencillo cilindro recubierto de azulejos blancos. A sus pies se puede ver la escultura en bronce de “A Espera” que representa a los hombres y mujeres que aguardan a que el mar permita a sus seres queridos regresar a puerto.

 

Restaurante Mar de Ardora 

As Revoltas, Cabana de Bergantiños. Coruña. Teléfono: 981 754 311. Precio:

Antigua casa de piedra, restaurada y con unas vistas al mar inmejorables. Materia prima por encima de todo con respeto a la tradición pero con un esfuerzo extra en la presentación y en la bodega, con 150 referencias. La terraza permite una reposada sobremesa y sus 70 ginebras distintas el Gin Tonic apropiado para cada cliente.

El Faro de Cabo Vilán, construido en 1896 fue el primer faro eléctrico de España y su luz es la que más distancia recorre ya que es visible a 28 millas. La farera, Cristina Fernández, trabaja aquí desde 1977 y fue una de las tres primeras mujeres de España que ejercieron esta profesión.

 

Restaurante Casa Sabina 

Blanco Rajoy, 25. Vimianzo. Coruña. Teléfono: 981 716 158. Precio:

Comida casera tradicional con producto de temporada. Cocina sincera sin elaboraciones complicadas. Guiso de pulpo, pescados a la plancha y un flan con huevos de casa de intenso sabor. A escasos metros del castillo de Vimianzo de los siglos XIII, XIV y XV y bien de interés cultural.

Faro de Muxía, un faro austero sin belleza arquitectónica pero que sobrecoge por el lugar en que se erige. Cerca del Santuario de la Virgen de la Barca del XVIII y del faro de Cabo Vilán.

 

Restaurante Retiro da Costiña 

Av. de Santiago, 12. Santa Comba. Coruña. Teléfono: 981 88 02 44. Precio:

Una casa de comidas con historia. Empezaron en 1939 en Santiago y la segunda generación se trasladó a Santa Comba, en donde cambiaron el pulpo y la carne asada por una cocina moderna que respeta el producto al máximo. Actualmente Manuel Costiña atesora una Estrella Michelín que renueva cada año. Los tres ambientes del local, bodega con más de 2.000 referencias, comedor y salón de sobremesa, prometen una experiencia completa y única.

El Faro de Touriñán se construyó en 1898 utilizando la antigua óptica de Faro Vilán. No estaba previsto, pero de nuevo los innumerables naufragios obligaron a señalizar la zona. Este faro se erige en el punto más occidental de la España peninsular, más al oeste que el propio Finisterre.

 

Restaurante Mar Viva 

Praza Castelao, 16. Corcubión. Coruña. Teléfono: 981 706 453. Precio:

En un edificio restaurado en el centro de Corcubión Enrique Coo ha evolucionado su pescadería convirtiéndola en un restaurante referencia en pescados y mariscos.  Al entrar lo primero que puede verse es el mostrador de la pescadería en donde se elige el producto, que cocinan al momento y sirven en un comedor acogedor de la planta superior. Como ir a la plaza y que el pescadero lo cocine y lo sirva en su salón. Elaboraciones sencillas con todo el sabor.

El Faro de Finisterre marca el final del camino. El Finis Terrae donde los legionarios de Décimo Junio Bruto veían aterrorizados cómo el sol se sumergía en el océano. Imponente faro construido en 1853 que eleva su linterna a 138 metros sobre el nivel del mar. Frente a esta poderosa costa, en 1596 se hundió la Segunda Armada Invencible (de invencibles tenían más bien poco), tras sorprenderle un fuerte temporal que acabó con 25 barcos hundidos y 1706 tripulantes fallecidos.

 

Tira do Cordel 

Lugar de San Roque, 2. Finisterre. Coruña. Teléfono: 981 740 697

Restaurante ubicado sobre la playa de Langosteira, en una antigua fábrica de salazón, posteriormente reformada y reconstruida con piedra y madera, respetando la estructura original.

Los mariscos de concha como navajas, almejas, berberechos, zamburiñas resultan imprescindibles al igual que la lubina. La oferta de pescado fresco es muy abundante pero la lubina preparada a la plancha, abierta y sin espinas, con una salsa sencilla de aceite, vinagre, sal y perejil se antoja obligatoria en este local.

Los romanos llegaron a esta zona de Galicia y consideraron que habían conocido el fin de la tierra. Que allí se acababa todo. Peregrinos de todas partes del mundo terminaban allí el Camino de Santiago ya que allí fue a donde los discípulos del Apóstol se dirigieron para pedir a las autoridades romanas permiso para enterrar al Santo.

Un final o un comienzo, cada viajero decide su camino.

3 Comments

  1. Nose Donde el 28 diciembre, 2019 a las 22:15

    Excelente artículo…
    pero “Av. de Santiago, 12. Santa Comba. Coruña.”
    NO es Costa da Morte

  2. Zuli el 28 diciembre, 2019 a las 10:30

    Muy buenas recomendaciones para escoger un sitio y recuperar fuerzas después de una buena caminata.

  3. Eva el 27 diciembre, 2019 a las 21:44

    Genial articulo como siempre! Muy instructivo y útil para probar nuevos restaurantes

Deja un comentario