VALORACIÓN93/100
TIPO
VARIEDADES
garnacha, souson
BODEGA
Attis & Canopy
ORIGEN
REGIÓN
PAÍS
ESPAÑA
PVP RECOMENDADO 25 €
Imagen de perfil @FedericoOldenbu

Interesante y divertido este asunto de las mezcolanzas y los vinos mestizos. No se trata, desde luego, de un invento nuevo: la idea de coger unas partidas de aquí y otras de allá estuvo muy extendida, pero desde que se afianzó el sistema de las D.O. y demás garantías de procedencia, la magia del batiburrillo vinícola ha sido marginada al submundo de los graneles de producción masiva y destino incierto. De allí que hace tiempo las bodegas con cierto pedigrí hayan rehusado de las socorridas mezclas que antaño permitían unificar calidades y engrosar volúmenes.

Pero desde hace un tiempo algunos viticultores de talento parecen verse tentados a mezclar parte de su producción con la de otros colegas. Ya lo han hecho el riojano Benjamín Romeo y el castellano Ismael Gozalo, dando a luz el impresionante blanco Pirata; y ahora también se meten en el ajo otras dos bodegas geográficamente más alejadas: Attis, asentada en las Rías Baixas, y Canopy, una de las agitadoras de la revolución de las garnachas en Méntrida.

Viajando de la sierra de Gredos a al valle del Salnés y del carácter mineral de la garnacha al punto salino y jugoso de la tinta sousón, los hermanos Fariña (Attis) y el dúo dinámico que conforman Belarmino Fernández y Alfonso Chacón han conseguido un vino único, un mar y montaña líquido sabroso, pleno de personalidad, fresco, bien delineado y muy probablemente irrepetible.

Las 400 botellas de 75 cl y 200 de formato magnum se antojan escasas para un descubrimiento tan especial, que urge a repetir la copa y a disfrutar en estéreo, con un oído puesto en el Atlántico y el otro en la serranía toledana.

Deja un comentario