VALORACIÓN95/100
TIPO
VARIEDADES
garnacha
BODEGA
Valdelacierva
FORMATO
75 cl
ORIGEN
D.O.Ca. Rioja
REGIÓN
La Rioja
PAÍS
ESPAÑA
PVP RECOMENDADO 68 €

Los garnachistas del mundo –que se multiplican últimamente por doquier– no deberían pasar por alto las escasas garnachas riojanas.

Marginada por la hegemónica tempranillo –que domina el viñedo de la D.O.Ca. Rioja en un 87,67%–, la garnacha, también considerada como uva autóctona de la región, apenas ocupa un 7,58% de la superficie cultivada, con mayor concentración en la subzona Oriental.

Aunque sus racimos se destinan principalmente a ensamblajes –siempre protagonizados por la reina tempranillo–, tampoco faltan las excepciones: singulares tintos monovarietales que permiten comprobar los rasgos distintivos que atesora la garnacha riojana, con matices muy diversos dependiendo del terruño de origen, método de vinificación, crianza, etc. Lo que confirma que esta variedad es como una gran lupa de la expresión del terroir.

Viñedo viejo y singular
Valga como ejemplo el sensacional Montepedriza 2019, con el que la bodega Valdelacierva se reafirma en la trayectoria que ha adoptado en los últimos años, abandonando las producciones masivas y poniendo el foco en pequeñas cuvées que apuntan a la excelencia.

La joven enóloga de la casa, Emma Villajos, está realizando un gran trabajo en toda la gama de vinos de Valdelacierva, y en el caso de Montepedriza, ha superado el listón localizando una viña vieja de garnacha en la localidad de Tudelilla. Plantada en el año 1935, sobre suelos de gravas y cantos rodados, la finca, de 0,95 hectáreas, reúne condiciones excepcionales para elaborar vinos de calidad y un carácter diferenciado. Tal es así que la D.O.Ca. Rioja no dudó en calificar Montepedriza como Viñedo Singular.

Baremos propios de calidad
Sin embargo, Valdelacierva ha preferido seguir su propio camino y no incluir en la etiqueta del vino la nueva calificación de la D.O.Ca. (tampoco lo hará con otros de sus vinos procedentes de las 6 viñas que el Consejo Regulador calificó como Viñedo Singular). Se trata de una apuesta por la calidad, bajo baremos propios, con metas y exigencias que hasta hoy han dado buenos resultados (aunque sin dejar de someter sus Viñedos Singulares al prescriptivo control del Consejo Regulador de la D.O.Ca.).

De allí que Montepedriza 2019, más que una garnacha de Viñedo Singular, sea una garnacha única. Fresca como una cereza turgente, fragante con el monte mediterráneo, afilada, fina y tensa, ágil y extensa. Tiene la tipicidad de la variedad. Pero no se parece a ninguna otra garnacha. Hay que probarla. Enamora.

8 Comments

  1. emma el 11 septiembre, 2021 a las 15:09

    Gracias Fede por tus palabras!Un abrazo enorme

    • Federico Oldenburg el 11 septiembre, 2021 a las 22:39

      De nada, Emma. El mérito es tuyo por el buen vino que has hecho! Saludos y sigue así.

  2. Belén el 9 septiembre, 2021 a las 11:26

    Tomaremos nota, habrá que probarlo. Un artículo muy interesante. Gracias

  3. Raquel el 8 septiembre, 2021 a las 11:19

    Habrá que probarla. gracias por tus propuestas

  4. Elisabeth Checa el 7 septiembre, 2021 a las 20:08

    Buenísima nota. Despierta urgentes deseos de probar este vino.

    • Federico Oldenburg el 7 septiembre, 2021 a las 22:41

      Gracias por tu comentario, Elisabeth. Y, sí, este vino hay que probarlo. Saludos con salud!

Deja un comentario