VALORACIÓN93/100
TIPO
VARIEDADES
tempranillo, garnacha, graciano, mazuelo
BODEGA
Bodega Contador-Benjamín Romeo
FORMATO
75 cl
ORIGEN
D.O.Ca. Rioja
REGIÓN
La Rioja
PAÍS
ESPAÑA
PVP RECOMENDADO 27 €

100 puntos Parker

Benjamín Romeo es un tipo singular que vive el vino con una intensidad y pasión difícil de encontrar, incluso entre la gente de su oficio. Ello le ha deparado unas cuantas alegrías –las dos añadas consecutivas con 100 puntos Parker a su monumental tinto Contador (2004 y 2005) no se las quita nadie– y alguna que otra pena, como aquella helada del año 2017, en la que perdió un 75% de la cosecha.

En este otro año maldito del 2020, que todo el mundo recordará por la pandemia del COVID-19, Benjamín Romeo se ha permitido otra de esas grandes alegrías que depara la vida del viticultor entregado con pasión a su trabajo: alumbrar la mejor añada de uno de sus vinos.

El mejor Predicador tinto de la historia

En su caso, además, el de mayor producción: el tinto Predicador, que con sus cerca de 100.000 botellas representa alrededor del 50% de volumen total de cuanto se embotella en la Bodega Contador cada año.

Ya lo había anunciado con algarabía el propio Romeo cuando asomaron las primeras botellas de Predicador 2018 de la bodega de San Vicente de la Sonsierra (Rioja Alta) en plena desescalada: “Esto es chocolate”. Y tuvieron que pasar unos días más para que echáramos el lazo a una botella para poder corroborarlo.

Efectivamente: color pronunciado, intensos aromas a frutas rojas maduras, nítidos recuerdos minerales, madera bien integrada y bellos tonos balsámicos. Boca fresca y voluminosa, que apaga la sed sin perder peso. Equilibrado por donde se lo mire, si señor.

Según cuenta el propio Benjamín, las claves de un Predicador tan pluscuanperfecto están en una añada generosa, “en la que hubo ir eliminando el 40% de los racimos desde julio hasta el momento de la vendimia”; una crianza dos meses más extensa de lo habitual –a tenor del propio potencial del vino– y un ensamblaje final realizado barrica a barrica, que por motivos logísticos (a causa del COVID-19) recortó la producción de Contador, La Cueva de Contador y las Colecciones Benjamín Romeo –todos ellos, vinos mayúsculos (y mucho más caros, dicho sea de paso), para dar lugar al mejor Predicador tinto de la historia.

¡Gloria, gloria, aleluya!

Aprende a elegir un vino con Federico Oldenburg

Deja un comentario