VALORACIÓN94/100
TIPO
VARIEDADES
moscatel
BODEGA
Pepe Mendoza Casa Agrícola
FORMATO
75 cl
ORIGEN
REGIÓN
País Valenciano
PAÍS
ESPAÑA
PVP RECOMENDADO 14.95 €
Imagen de perfil @FedericoOldenbu

Conociendo los vinos de la bodega Enrique Mendoza –pionera en la viticultura de calidad en el viñedo alicantino–, todas las virtudes que podían sospechársele a Pepe Mendoza se confirman con el estreno de su nuevo y personalísimo proyecto, apellidado Casa Agrícola.

Tras un cuarto de siglo afinando el estilo de los vinos de la bodega de su familia –donde continúa ejerciendo la dirección técnica– el apasionado Pepe ha decidido ir aún más lejos en la búsqueda de la auténtica identidad vinícola de Alicante, lanzándose en esta nueva aventura, en la que se vale de 15 hectáreas de viñedo, distribuido en pequeñas parcelas escogidas con muy buen tino en las comarcas de la Marina y el Alto Vinalopó.

Esgrimiendo una metodología artesanal, que minimiza la intervención para respetar al máximo el comportamiento natural de la vid y favorecer la expresión más pura de la uva, Mendoza acaba de dar a luz los cinco primeros vinos de su bendita Casa Agrícola, dos blancos –de moscatel, airén y macabeo– y tres tintos, elaborados con monastrell, syrah y alicante bouschet (conocida en otras tierras como garnacha tintorera).

Aunque los tintos también son deliciosos y muy diferenciados, el que ejerce mayor embrujo es sin duda el blanco Pureza 2016, pergeñado al 100% con moscatel de Pla de Lliber. Vino sequísimo, que se aleja radicalmente del tópico goloso y florido que persigue a esta uva, es un blanco con alma de tinto, fermentado y macerado con sus pieles en tinajas de barro. Tras reposar en estos recipientes ancestrales durante 60 días, Pureza 2016 presenta una coloración anaranjada y cierta turbidez. Pero este aspecto no debería ahuyentar a los ortodoxos fundamentalistas de los blancos límpidos y cristalinos, porque el nuevo moscatel de Pepe merece una oportunidad en la copa: si se lo olfatea con paciencia, despliega aromas de fruta blanca de hueso, notas terrosas e incluso especiadas. La boca es plena y sutil, rutilantemente fresca y un punto salina.

En síntesis, un vino como ningún otro que invita a redescubrir la vapuleada moscatel desde una nueva perspectiva.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar