Al hablar de Fernando del Cerro acuden a la mente términos como guiso de temporada o productos de km0. Pionero con un puñado de grandes en el amor por el huerto propio y discreto con sus logros en su restaurante familiar Casa José, triunfa con la huerta, la calidad y la estacionalidad como señas de identidad.

Nacido en 1970, quizá su línea como cocinero quedó marcada por esa infancia frente al mercado de su Aranjuez natal. Allí, sus padres habían abierto la taberna Casa José. Allí, hace más de medio siglo, conoció a los agricultores que ofrecían sus productos a ese mercado. Allí es donde Del Cerro creo un destino gourmet para cualquier amante de las hortalizas y la gastronomía. Desde hace casi 25 años ejerce de cocinero en el establecimiento familiar, pero no por ello dejó de formarse fuera de sus muros como repostero o con colegas de renombre como Paco Rubio en el hotel Palace de Madrid o Juan Mari Arzak.

Si hay algo que ha marcado su cocina son esas huertas arancetanas regadas por el Tajo y el Jarama, sin duda, son éstas la verdadera esencia del pensamiento gastronómico de este ribereño insigne. No por ello ha dejado de completar su trabajo con estudios muy interesantes de otras fuentes de inspiración vegetal como las algas o los aceites. Un trabajo de más de 20 años que ahora, más que nunca, convence.

1 Comment

  1. José Antonio Subrá el 31 julio, 2015 a las 19:58

    Tengo la inmensa suerte de conocerle, somos del mismo pueblo y me siento muy orgulloso que lleve siempre de la mano a Aranjuez, gran chef, y mejor persona

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar