Ni están todos los que son, ni la perfección existe. Aún así, proponemos un recorrido por algunos de los restaurantes de plancha y parrilla más reputados de España donde comerse el mejor chuletón.


Tal vez no exista el chuletón perfecto. Los grandes especialistas no se ponen de acuerdo en cómo prepararlo: vaca o buey; lomo alto o bajo; plancha o parrilla; ascua o llama viva; sal antes o sal después… Tampoco hay unanimidad en si deben diferenciarse los tres colores famosos (el marrón de la costra, el rosáceo del contorno y el rojo sangre del interior) o  si deben ser cinco para hablar de perfección. Polémicas aparte, estos 20 restaurantes repartidos por toda España se acercan bastante al modelo ideal del suculento chuletón. Aún nos quedan visitas pendientes: Galicia, Burgos, Murcia, Santa Cruz de Tenerife…

País Vasco

Hablar del chuletón perfecto es hablar de Euskadi, la comunidad autónoma donde se venden más chuletones y donde el consumo se convierte en liturgia. Lo curioso es que ni una sola de las piezas de carne se producen allí. Las mejores llegan de Galicia; la gran mayoría de Alemania y Holanda. Sin embargo vascos son los carniceros y distribuidores más reputados: Cárnicas Luismi, Txoguitxu, Valdi, etc.

En las tres provincias vascas no el chuletón no se entiende sin la parrilla, esa forma de cocinar ancestral y salvaje, que nadie ha descrito mejor que  el maestro Julio Camba : “No hay una cosa tan antigua ni tan moderna, tan fácil ni tan difícil como tan sencilla ni tan complicada, tan conocida ni tan sugerente”

1. Casa Julián-Martín Gorrochategui

Santa Clara, 6. Tolosa. Guipúzcoa. Tel: 943 67 1417 

Pasa por ser el mejor asador del mundo. En 1954, Julián Rivas inauguraba Casa Julián (Tolosa. Guipúzcoa) y sin saberlo comenzaba a redactar el decálogo del chuletón perfecto. Propietario de una frutería conoció los asados por un amigo argentino y comenzó a organizar jornadas a las que invitaba a veterinarios y médicos para saber más a cerca de cómo cortar y preparar la carne. Así llegó Casa Julián donde empezó a ofrecerse chuletón de buey en los años 60, cuando los tractores dejaron sin trabajo a las bestias. Cuando Rivas se jubiló, su amigo Matías Gorrochategui, se quedó con el negocio y lo llevó a lo más alto. Hoy sus hijos le acompañan, Xabi en tolosa y Mikel e Iñaki en Madrid. En la carta, además de los mejores cortes de carne, chacinas ibéricas,  pimientos del piquillo y espárragos, y de postre tejas y cigarrillos de Tolosa.

Señas de identidad: chuletón de vaca de Trasacar con 20 días de maduración, asado sobre brasa donde se cubre con sal gruesa cada vez que se asa una cara. La sal ayuda a formar una costra y a impregnar los aromas de la brasa.

2. Etxebarri 

Plaza de San Juan, 1. Atxondo. Vizcaya. Tel.: 946 58 30 42

Más que un templo del chuletón, Etxebarri es la meca de la parrilla, ese lugar al que al menos hay que ir una vez en la vida, y si puede ser una vez al año, mejor. La curiosidad y el espíritu innovador llevaron Bitor Arguinzoniz  a cocinar sobre las brasas pescados, verduras, moluscos, angulas. Pero lo habitual es que todas las comidas terminen con un chuletón. Aupado por cocineros y gourmets hasta el número 6 de la polémica lista de restaurantes The world 50 best, y con muchas papeletas para saltar al número 1 el próximo mes de junio en Bilbao, Arguinzoniz somete al fuego todo cuanto cocina, por lo que ha inventado numerosos artefactos.  Prepara sus propias brasas partiendo de leña que quema en sus  hornos. Ha inventado unas parrillas que asan la pieza como un horno, por arriba y por abajo. En la parte inferior brasas de carbón de leña y en la superior sarmientos, así  la base se carameliza.

Señas de identidad:  Utiliza chuleteros de vaca vieja gallega. Explora diferentes niveles de maduración de la carne, según las piezas. Añade la sal al final, solo por un lado.

3. Baserri Maitea

Atxondoa, s/n. Forua. Vizcaya. Tel.: 946 25 34 08

Juan Antonio Zaldúa elige las piezas una a una, con la vista y el tacto. Valora el contenido en grasa extra muscular e intramuscular y también la jugosidad. Tiene en cuanta que las carnes con mucha infiltración no siempre son las  más jugosas.  En cuanto a la maduración afirma que “en una semana concluye el rigor mortis de las canales, a partir de ese punto las carnes evolucionan pero no se ablandan más por mucho que las dejemos en cámaras”. Uno de los mejores chuletones en un casería maravilloso decorado con mucho gusto.

Señas de identidad:  chuletas brillantes, que proceden de vacuno mayor, entre 5 y 12 años de edad, que se maduran entre 10 y 30 días.

4. Bedúa

Diseminados Barreiatua, 1. Zestoa. Gipúzcoa. Tel.943 86 05 51

En un viejo astillero reconvertido en asador, Mari Iriondo  y su hijo Xabier preparan uno de los mejores chuletones de Euskadi.  Chuletas que rondan el kilo de peso, de carne roja y grasa muy amarilla de la firma Trasacar.  Se preparan a la parrilla sin demasiada parafernalia, después de haber madurado en cámara unas tres semanas. Antes de poner las piezas al fuego les recorta buena parte de la grasa (técnica que nos ha explicado en numerosas ocasiones nuestro amigo y colega periodista Mikel Zeberio, profesor del Basque Culinary, ya que también él la aplica cuando asa). Gracias a la forma de salar y de asar logra dos texturas bien diferenciadas. Se sirve con pimientos del piquillo. Tampoco falta la ensalada de lechuga de la propia huerta.

Señas de identidad: no le preocupa que la brasa haga llama con la grasa que sueltan las chuletas. Sala cubriendo la parte superior con sal marina, y una vez dada la vuelta con sal fina.

5. Sagartoki

Calle del Prado, 18. Vitoria. Álava. Tel.945 28 86 76

Aunque Senén González está muy centrado en el mundo de los pinchos (en dos ocasiones su barra ha sido premiada como la mejor de España), su chuletón sigue teniendo un buen nivel. Las cámaras de carne con que ha dotado el local después de la última reforma lo hacen aún más llamativo. A la hora de elegir materia prima, se decanta por la vaca vieja del matadero gallego de Bandeira (la raza y la procedencia de las reses es variable) curada no más de veinte días, para que no aparezcan notas de larga maduración.

Señas de identidad: brasas mixtas de carbón y leña, sobre las que se coloca la carne, bastante cerca y casi plana, para que se impregne bien de los aromas de las ascuas. Las chuletas se voltean varias veces, no solo dos, lo que supone un rasgo diferente. De esta forma se logra crear una costra más gruesa y crujiente.

Navarra

6. Bidea 2

Camino Viejo de Cizur, 2. Cizur Menor. Tel.: 948 28 01 87

Para Gregorio Tolosa hay dos cosas fundamentales la calidad de la carne y el dominio del fuego. Si ambos elementos no confluyen es imposible hablar de perfección. Trabaja exclusivamente con vacas gallegas, de las que utiliza el chuletón, el solomillo y el entrecot. “Ni el color de la grasa es un factor determinante, ni la raza, ni la edad. No hay verdades absolutas. Elegir una buena carne es complejo, depende de muchas cosas.La experiencia ayuda mucho. Tampoco todas se comportan igual en la parrilla. Esta es un cocina de intuición, sin reglas. Hay que observar y sacar conclusiones en cada momento”. El local es elegante y se aparta por completo de la estética tradicional del asador vasco.

Señas de identidad: vacas gallegas viejas, maduradas entre 20 y 35 días, que le proporcionan dos proveedores Inmanol Jaca (Txoguixtu) y Discarlux. En la parrilla carbón de encina.

7. Epeleta 

Aralar s/n. Lekunberri. Tel.: 948 50 43 57

Referencia imprescindible en Navarra. Amalur Ansorena -hija del pelotari vasco Paco Ansorena- está al mando. De su padre aprendió a comprar las mejores piezas para lo que recurre al matadero gallego de Bandeira. También el control de asado que se realiza en parrilla inclinada, lo que proporciona a la carne una buena costra y aroma a humo y madera

Señas de identidad: madura las piezas entre 15 y 21 días, excepcionalmente más. La deja atemperar 24 horas fuera de la cámara. Sala de una forma atípica: cubre la carne con sal marina una vez que se ha hecho por un lado, y la mantiene así hasta que finaliza la cocción.

Castilla y León

8. El Capricho 

Paraje de la Vega, s/n. Jiménez de Jamuz. León. Tel.: 987 66 42 24 

José Gordón, ingeniero agrícola, saltó a la fama gracias a los reportajes de la prensa extranjera (The New York Time, The Guardian, Time…) que se fijó en la particularidad de las carnes que ofrece: bueyes con largas maduraciones. No se abastece en mataderos. Es uno de los pocos que compra bueyes (también vacas viejas) en Portugal y termina de engordarlos en una finca junto al restaurante, antes de sacrificarlos. “Soy partidario de las maduraciones largas, entre 70 y 120 días, pero nunca extremas. No me importan las razas sino los animales, su alimentación y el trato que hayan recibido”. Trabaja todos los cortes, hasta la hamburguesa.

Señas de identidad:  ejemplares voluminosos (400 kg) ya sean bueyes o vacas viejas que somete a maduraciones largas lo que favorece la aparición de aromas secundarios y terciarios. Aunque maneja la parrilla, lo esencial es la tipicidad de la carne que emplea.

La Rioja

9. Alameda 

Plaza Félix Azpilicueta 1. Fuenmayor. Tel.: 941 45 00 44 

Tomás Fernández  disfruta comprando vacas. Su proveedor de confianza es Cárnicas Luismi. Le gustan gallegas, viejas, con la maduración justa, unos 15 días, para que estén tiernas y no hayan adquirido sabores extraños, ni hayan mermado más de la cuenta. Antes de asarse se atemperan, aún sin cortar, el chuletero entero, junto a la parrilla. Después ya cortado cada chuletón se atempera a distancia sobre las brasas antes de asarlo propiamente, dándole dos vueltas, para que se ase una vez por cada cara.

Señas de identidad: atempera  sobre la brasa, para que la carne coja calor y no se arrebate, unos 10 minutos. Después se asa el chuletón (unos 1.200 gramos) sazonándolo con sal marina por ambos lados.

10. Egües

Calle la Campa, 3. Logroño. Tel.941 22 86 03

A Fermín Lasa es otro de los grandes de la parrilla y el chuletón. En su casa confluyen la calidad de la materia prima y la técnica excelente. Una vez madurados entre 22 y 25 días, limpia a conciencia los chuleteros que le llegan del matadero de Betanzos, dejando no más de 2 centímetros de grasa. Para que no se encoja por efecto del calor, realiza varias incisiones en el cordón de grasa, y  asa el chuletón en la parrilla a bastante distancia de la brasa, primero de pie, apoyado en su propio hueso, para que se caliente.  Después lo tumba y lo asa a la manera clásica, salando con sal marina gruesa.

Señas de identidad: para proceder con su curioso sistema de atemperado es necesario indicar a qué hora se va a comer cuando se hace la reserva. De este modo preparan la pieza que debe permanecer 25 minutos atemperando sobre el hueso en la parrilla.

Madrid

11. Julian de Tolosa 

Cava Baja, 18. Madrid. Teléfono913 65 82 10

Los hijos de Matías Gorrochategui han logrado que en la capital permanezca un asador vasco de referencia, después de la decadencia y desaparición de todos aquellos que abrieron en la década de los años ochenta -y aún antes-. En la popular Cava Baja, siguen manteniendo un excelente nivel de carnes a la brasa que siguen las enseñanzas del patriarca tolosano. No hay que perderse los pimientos del piquillo para completar el menú.

Señas de identidad: chuletón de vaca con 20 días de maduración, asado sobre brasa donde se cubre con sal gruesa cada vez que se asa una cara.

12. La taberna de Elia 

Vía de las Dos Castillas, 23. Pozuelo de Alarcón. Tel.: 911 62 74 29

No deja de ser llamativo que el asador de carnes de referencia de Madrid esté comandado por un rumano, evidencia de que el mestizaje y la acogida son rasgos inherentes a la ciudad. Aurelian Catalin (Cata) demuestra cada día -desde hace- que es un excelente profesional. En la Taberna de Elia se ofrecen cortes seleccionados, con diferentes maduraciones y perfectamente asados sobre las brasas. Destaca sobre todo la regularidad de la oferta en un mercado, el de la carne que es por definición irregular y la variedad de orígenes y maduraciones, algo inusual en los asadores tradicionales. La piezas se asan según tamaño y necesidad y se filetean antes de llevarlas a la mesa.

Señas de identidad: la variedad en la oferta supone una innovación importante en el sector del asador.  Buey gallego con maduración superior a los 150 días y el sello de Cárnicas Lyo;  wagyu (Olive Sanuki de la isla de Sodoshima); Black Angus de EEUU; Simmental alemana (seleccionada por Norteños); o Vaca Rubia Gallega de Cárnicas Lyo.

La Taberna de Elia

Asturias

13. La Bolera 

Av. del Jardín Botánico, 355. Gijón. Tel.: 984 19 34 22

Después de trabajar durante años la parrilla, Cuco Álvarez se ha pasado a la plancha porque le gusta esa costra crujiente que se hace en las chuletas, aunque pierdan la gracia del sabor a humo y madera. Experto en genética, para él lo importante es la calidad de la carne, más allá de la técnica de cocinado. “Me gustan los chuletones de vaca. Mejor si tienen entre 6 y 7 años, y que hayan parido tres veces.  Entre mis razas favoritas angus, charolesa, hereford, pardo suiza, jersey…” Afirma que sueña con la chuleta perfecta, la tiene en la cabeza pero aún no ha pasado por sus manos.

Señas de identidad: vacas de entre 6 y 7 años, con tres partos. Lomo alto o bajo, preparado a la plancha.

14. De Vega Asador

De los Robles, 5. Polígono Granda II. Granda. Tel.: 984 04 00 74

La historia de este asador de polígono industrial es atípica. Nació para dar salida a los lomos bajos que los hermanos González, propietarios de la distribuidora Vegastur, no conseguían vender. “Nuestros clientes querían lomo alto, y tuvimos que ingeniárnoslas para dar salida a los bajos”. Así surgió un menú del día que incluye un chuletón de lomo bajo, patatas, pimientos, cecina, chorizo criollo y postre por 27€. Ahora el rey de la casa es el “chuletón premium”;  lomo alto que se asa en parrilla siguiendo un manual de uso correcto y clásico.

Señas de identidad: costillares de vacas de raza simmental, madurados entre 25 y 30 días las cámaras justo debajo del restaurante.

 

Cataluña

15. Lomo Alto

Carrer d’Aragó, 283-285. Barcelona. Tel.:  935 19 30 00

El cocinero Carles Tejedor se ha convertido en el adalid de las carnes de larga maduración en alianza con los hermanos Juan de Cárnicas Lyo.  En Lomo Alto exhiben los chuleteros de vaca con más de trece meses de maduración, cubiertos por un manto de mohos en una cámara que se asemeja a una caja fuerte. “Soy un entusiasta de los productos cárnicos extra madurados que aportan sabores que no se encuentran en otros casos. Las maduraciones extremas ofrecen una  forma diferente de comer carne. He aprendido mucho de la mano de Ladi Juan de Lyo, juntos abrimos nuevos caminos gastronómicos”. Para conseguir estas piezas es muy importante cómo se despieza el animal y como se siguen las diferentes fases del proceso: secado, madurado y afinado, en clara similitud con los quesos.

Señas de identidad: lomos altos de buey con maduraciones extremas (13 meses). Parrilla con brasas de encina, según diseño del propio Tejedor, para lograr un asado y dorado progresivos.

16. Sagardi 

Carrer de l’Argenteria, 62.  Barcelona. Tel.: 933 19 99 93

Para Iñaki  López de Viñaspre, fundador del grupo Sagardi Cocineros Vascos, “el 60% de las cualidades gastronómicas de una chuleta lo determinan los parrilleros. Los mejores profesionales son los que miran el producto y apenas lo tocan. Algunos asan de oído, con solo escuchar el chisporroteo de la brasa saben sin la carne está a punto”. En sus locales distribuidos por medio mundo (México, Londres, Madrid, Nueva York, Shanghai…) utilizan chuleteros seleccionados por Inmanol Jaca de Txoguitxu, procedentes de Galicia, Portugal, Polonia o Alemania. En este video explica cómo asar un buen chuletón.

Señas de identidad: vacas viejas y gordas, de 12 o 14 años, criadas en el campo, y con buen peso. Maduradas entre 10 y 15 días y asadas en parrillas de carbón. Saladas después de selladas para que no pierdan jugos.

Comunidad Valenciana

 17. Askua 

Carrer de Felip María Garín, 4. Valencia. Tel.: 963 37 55 36

Ricardo Gadea ha sido un pionero en llevar las carnes rojas a la comunidad valenciana. Inauguró Askua cuando en Valencia no había tradición ni de carne, ni de parrilla, tras quedar deslumbrado con los asadores vascos. Se provee en el matadero de Bandeira de lomos altos de vacas viejas (10 y 12 años de edad) que no suelen sobre pasar los 25 kilos, ni los 25 días de maduración.

Señas de identidad: Sobre parrillas inclinadas asa los chuletones previamente cubiertos de sal. primero los pone en una parrilla más alta y después los baja para que entren en contacto con el humo del carbón de carrasca.

18. La vaquería 

Ctra. Benimagrell, 52. El Campello. Alicante. Tel.: 965 94 03 23

Otro ejemplo del interés que despiertan las carnes rojas a la parrilla en Levante es este local del grupo Gourmet Alicante (María José San Roman) que ha ido evolucionando hasta convertirse en una referencia en la zona. Sebastián Abad está al frente de este asador mediterráneo. En la parrilla el chuletón convive con las verduras y con otros cortes como la entraña o el secreto de ibérico. Frente a la parrilla casi monotemática de Euskadi, aquí apuestan por la diversidad.

Señas de identidad: parrilla de carbón. Chuletón de vaca con maduración media de 15- 20 días y costilla de raza angus.

19. Ca Joan 

 Partida L’Olla, 146. Altea. Alicante. Tel.: 966 88 32 34

Otro de los defensores de las carnes de larga maduración, Joan Abril se propuso no hacer lo que hacía todo el mundo y lo ha conseguido al madurar las carnes hasta extremos insospechados. Resulta espectacular el despliegue de cámaras y chuleteros, así como de piezas, en el encantador restaurante con aires mediterráneos, que está presidido por una gran parrilla. Entre sus proveedores Cárnicas Lyo proveedor de carne de buey vaca madurada.

Señas de identidad: chuletones de vaca rubia gallega de trabajo y buen gallego ambos con maduraciones extremas que van de los 7 meses a los 24. Asados en parrilla de carbón.

Andalucía

20. Castillería 

Sta. Lucía, s/n. Vejer de la Frontera. Cádiz. Tel.: 956 45 14 97

Escondido en las faldas de risco donde se aúpa Veger de la Frontera, entre manantiales de agua y frondosa vegetación aparece este singular asador. Abre de marzo a octubre y  conseguir mesa para los meses de verano  es misión imposible. Juan Valdés selecciona cortes de vacuno que Pedro Morillo asa a la brasa sin demasiada sofisticación. Costillares (lomo alto y bajo) y solomillos de diversas razas (avileña, retinta, charra, rubia gallega, palurda leonesa, frisona y morucha) que se mantiene en cámara para controlar la evolución. Un proceso de afinado que se prolonga entre 30 y 40 días dependiendo de las piezas.  El lomo alto de rubia gallega es el más popular, sin duda el rey del chuletón. Imprescindibles las patatas chipscaseras que sirven como guarnición.

Señas de identidad: variedad de razas y cortes. Maduraciones medias con un cuidado afinado. Parrilla de carbón.

 

LAS MEJORES CARNICERÍAS DEL MUNDO

24 Comments

  1. Oleg el 28 agosto, 2018 a las 11:15

    Estepona, Mercado San Luis

  2. Sibaritae el 23 julio, 2018 a las 15:14

    Faltan sí, por ejemplo el del asador El Portalón en Logroño y el de Restaurante Ariño en Labastida, ambos con una extraordinaria relación calidad-precio.
    https://www.sibaritae.com/restaurante-arino-rioja-alavesa-100/

  3. Jorge Sopena el 9 junio, 2018 a las 11:22

    Solo han reflejado 20, seguro que los amantes del buen chuletón, desconocemos alguno de los escogidos pero conocemos otros
    que no tienen nada que envidiar a los escogidos-
    Lo importante creo, es que los podamos disfrutar y acompañados de un buen caldo

  4. Jens Riis el 4 junio, 2018 a las 16:40

    Dos que faltan (IMO): López de Aguileta, Labastida (Álava) y Ponzano 12, Madrid. Ambos ponen unos chuletones de primera.

  5. Cuco Álvarez. el 4 junio, 2018 a las 04:27

    Hola amigos.Encuentro un pequeño error en el reportaje sobre La Bolera.
    No hemos cambiado de las brasas a la plancha,cambiamos el sistema por las nuevas herramientas de trabajo.
    Con La intención de buscar más control del calor.
    Ahora estamos con un sistema High Power y manejamos temperaturas de 900* grados,esto no quiere decir que antes se hacia mal el asado.Lo que buscamos es la jugosidad extrema.
    Intentando no perder muchos jugos tan apreciados.
    Estos métodos se utilizan hace mucho tiempo en EEUU Australia y muchos países más.Solo damos pasos en favor de mejorar lo que tenemos.
    El siguiente paso serán los flujos invertidos.
    https://youtu.be/VtS74AasQA4.Aqui os dejo esto ,un abrazo a todos.

    • Cuco Álvarez el 3 octubre, 2018 a las 04:44

      Es decir,no estaremos dando importancia a el corte de pelo de Messi en lugar de fijarnos en su estado emocional?.
      Pregunto.
      Lo primero debemos de establecer un orden de prioridad,y valorar cada cosa según su importancia.
      Y me explico.
      Indiscutible es el sabor ,la terneza y otros gustos son secundarios.
      El
      Sabor es el único juez incuestionable y final del resultado de.
      Si el sabor aglutina todos los valores y con ellos sentencia el conjunto final .
      se
      Acabarln todas las opiniones finales,
      El sabor es el último juez indiscutible.
      Y punto .El califica y clarifica todas las dudas y preferencias.
      He dicho .

      • Julia Pérez Lozano el 5 octubre, 2018 a las 10:56

        Me parece muy interesante, Cuco.
        El sabor el el juez último, el problema es que no todo el mundo percibe el sabor del mismo modo, ni tiene la misma escala de sabores… Todo es subjetivo, nos pongamos como nos pongamos. Jajajajaja.

  6. Pablo el 3 junio, 2018 a las 01:05

    Curioso, alguien se puede creer que con tanta rubia gallega y vaca gallega y ternera gallega, en Galicia no hay un sitio, donde tomar un buen chuleton?

  7. Gabri el 30 mayo, 2018 a las 22:55

    Natxo Selles en Cocentaina, Alicante, no se queda corto

    • Alvaro el 4 junio, 2018 a las 14:08

      Lo mismo pasa con extremadura

  8. Jon el 30 mayo, 2018 a las 21:48

    Falta un templo de la chuleta en Bilbao: El Goizeko Izarra en la calle Gregorio de la Revilla

  9. Imanol el 30 mayo, 2018 a las 18:26

    A ver… la txuleta del Bedua en Gipuzkoa, es buena… pero que se cite esa y no la del Izeta en la misma provincia… pues bueno, yo por lo menos no lo entiendo, probablemente la gente que haya visitado ambos restaurantes tampoco lo entienda

    • Peio el 31 mayo, 2018 a las 15:06

      Pues para mi un asador que ensucia toda la carne con ajo….. alogo tienw que tapar! Y eso pasa al menos en Izeta. La buena carne no necesita más que sal..
      Es mi humilde opinión

  10. Gonzalo Irujo el 29 mayo, 2018 a las 19:57

    Falta Asador Martintxo en Cizur, cerca de Pamplona, un histórico del chuletón 🥩

    • juan luis eceiza el 19 octubre, 2018 a las 23:24

      Faltan muchos asadores que estan haciendo bien las cosas.Es prensa y es imparcial ? Hay favoritismos……y dinero.

      • Julia Pérez Lozano el 21 octubre, 2018 a las 17:47

        Hola Juan Luis, claro que faltan muchos, ya lo decimos al principio. Ni hay favoritismo,ni hay dinero. Nos limitamos a hablar de lo que conocemos. Nos encantará que nos descubras sitios que tú conoces y que merecen estar en este listado, que va aumentando poco a poco. Muchas gracias por tu intervención.

  11. Eduardo el 29 mayo, 2018 a las 19:30

    El restaurante Sagartoki de Vitoria no tiene brasas (menos mixtas) sino plancha. Por culpa de artículos sin rigor como este (supongo que copiado de aquí y de allá) acabé ayer lunes 28/5 comiendo en ese restaurante con la enorme decepción correspondiente. Un poco más de “gastroactitud” no vendría mal.

    • gastroadmin el 4 junio, 2018 a las 01:36

      Estimado Eduardo, me llama mucho la atención su comentario y no lo pongo en duda porque no he hablado con Senén, pero al menos hasta el otoño Sagartoki tenía brasas.

    • Kepa el 10 junio, 2018 a las 11:45

      Hace años que probé el chuletón imperfecto del Sagartoki. Por supuesto que ni se me ocurre repetir. En esto de la gastronomía, como en tantos otros ámbitos, funciona más el postureo y las relaciones con la prensa que el trabajo bien hecho.

  12. Ricardo el 29 mayo, 2018 a las 14:07

    Restaurante Racha (Endrinal de la sierra – salamanca)

  13. Juan Manuel Becerra el 29 mayo, 2018 a las 12:21

    Màlaga.En un pueblo Coín.Restaurante Casa Paco.Cernes de distintas procedencias pero la especialidad es la Ternera de Coín.

  14. Francisco el 29 mayo, 2018 a las 07:48

    Faltó “El Bodegon” en Palos de La Frontera.

  15. Marga el 28 mayo, 2018 a las 21:19

    En la provincia de Huesca, Casa Chongastán, ternera de ganadería propia, criada en el Valle de Benasque y vaca gallega seleccionada por Luismi

  16. Jorge Berzosa el 28 mayo, 2018 a las 17:59

    Málaga – Verum Restaurante, El Asador de Málaga. Parada obligatoria con má de 9 razas de vaca vieja, ternera y Buey

Deja un comentario