Recientes estudios científicos avalan los beneficios de las nueces para la salud cardiovascular. Son ricas en Omega 3, reducen el llamado colesterol malo y, en cantidades moderadas, no engordan.


Un reciente estudio publicado en la revista científica Circulation demostró que incorporar entre una y dos raciones (30-60 g) de nueces al día tiene un efecto beneficioso para la salud.

Fundamentalmente sobre la composición de las lipoproteínas circulantes, además de reducir moderadamente el colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), conocido como “colesterol malo”, en personas mayores.

Las nueces, fuente de Omega-3

Los hallazgos  apoyan tres décadas de evidencia científica que ha demostrado que las nueces, ricas en ácidos grasos omega-3 (ácido alfa-linolénico) potencian la salud cardiovascular.

También refuerzan la idea de que el consumo regular de nueces puede ser una parte relevante de un patrón de alimentación cardiosaludable.

El autor principal del estudio, ex director de la Clínica de lípidos del servicio de endocrinología y nutrición del Hospital Clínic de Barcelona, Emilio Ros, asegura que comer un puñado de nueces todos los días es una forma sencilla de favorecer la salud cardiovascular«.

nuez

El único fruto seco rico en ácido alfa-linolénico (AAL)

Según la Unión Europea, una ración diaria de nueces (unos 30 g) cubre la ingesta de AAL necesaria para obtener estos beneficios (2,7 gramos de AAL / 30 g de nueces, de los 2 g necesarios).

Los investigadores de este estudio fueron más allá del mero colesterol LDL y analizaron todos los tipos de lipoproteínas.

Así vieron que las nueces mejoraban la calidad de todas ellas, contribuyendo a explicar porqué en estudios epidemiológicos su consumo se asocia a una notable reducción del riesgo cardiovascular.

nueces

Las nueces en nuestra dieta

Los resultados son parte del estudio WAHA (Walnuts and healthy aging / Nueces y envejecimiento saludable)que evaluó los efectos de las dietas suplementadas con nueces sobre diversas variables de salud en 708 personas mayores sanas y autónomas (edad promedio de 69 años) con perfiles lipídicos normales.

Los resultados de este estudio apoyan un efecto beneficioso de la incorporación de las nueces en la dieta. Además, los sujetos que comieron nueces todos los días durante dos años no aumentaron de peso.

Su consumo reduce el colesterol de las lipoproteínas de densidad intermedia (que contribuyen al colesterol remanente, particularmente nocivo) y de las partículas LDL totales y LDL pequeñas y densas, que predicen el riesgo de enfermedad cardiovascular.

 

Referencia del estudio

Gastroactitud

Gastroactitud

Pasión por la gastronomía.

Deja un comentario