El 24 de agosto, la cultura cafetera de la ciudad se concentra en la “Feria de Cafés de Calidad y Concurso de Baristas Exigí Buen Café”. Un recorrido por el universo de esta fragante bebida a través de charlas, seminarios, exposiciones y certámenes que ya va por su tercera edición y promete ser todo un éxito.


Una feria sobre cafés de especialidad en una de las ciudades con más cafeterías del mundo, pero donde el consumo de este producto es escaso y en general todavía de dudosa calidad, sólo podía ocurrírsele a una fanática de la bebida más consumida en el mundo después del agua.

Sabrina Cuculiansky, periodista gastronómica, supo, antes que otros, que a pesar de este cuadro de situación, algo estaba cambiando en los hábitos de consumo de los porteños. Guiada por la convicción de que el café debía ser tratado como una materia prima noble, decidió organizar un evento –que ya concreta su tercera edición– a partir de un imperativo: “Exigí buen Café”.

Aunque mucho tramo queda por recorrer, hay algunas pistas que dan cuenta de la huella indeleble que esta bebida comienza a dibujar en nuestro país. Como ejemplos, bastan el desembarco de Starbucks y Nespresso que ampliaron el espectro de consumidores en Argentina. La recuperación paulatina de la figura del barista en bares que ofrecen cafés de especialidad. La proliferación de cafeteras y técnicas para preparar café digno en los hogares. Y también, algunas iniciativas de personajes del universo cafetero como Agustín Quiroga y Walter Mitre, dueños de un importante tostadero que funciona como laboratorio de experimentación.

Argentina está comenzando a equipararse en materia de cultura cafetera con lo que sucede en otras grandes metrópolis. Ya convertido en un nicho gourmet, el café se posiciona como lujo posible apuntalado por estándares de calidad más altos, en consonancia con una sociedad que valora cada vez más el buen comer y la movida agroecológica que se ubica en la vereda de enfrente de la intervención química de los alimentos. Café incluido.

No sorprende entonces que la primera edición de “Exigí Buen Café” haya contado más repercusión de la esperada, que la segunda haya sido un suceso y que la tercera se perfile como un éxito rotundo. Tal vez porque precisamente es en este evento donde los visitantes pueden conocer más sobre la importancia de la selección de granos, el tostado, la molienda, la proporción del agua y el estacionamiento adecuado del producto, entre otros mandamientos que acompañan la producción y la liturgia cafetera.

Habrá disertaciones de reconocidos especialistas de Argentina, México y Brasil en dos tipos de seminarios: para profesionales y para todo público. Algunos de los oradores: José Arreola, el chef Germán Martitegui, Ensei Neto, Agustín Quiroga y la mismísima Sabrina Cuculiansky.

También se degustarán cafés especiales y se asistirá a exhibiciones de latte art en stands como los de Puerto Blest, Illy, Cabrales, Macciatto, Café Fundador, Philips, Sabarex, O’ Coffee, La Tienda del Barista, All Saints Café, Del Viento, Import Coffeey  Company. Además, dos islas de baristas ofrecerán sus creaciones: Brew Bar dará cátedra sobre los diferentes métodos de filtrado y Pony, bar oficial de la feria, preparará tragos a base de café. 

Uno de los puntos clave que incluye el evento es la final del III Concurso Nacional de Baristas Exigí Buen Café, donde los participantes deberán preparar un espresso, un cappuccino y una bebida de autor. El premio; un viaje de formación a una finca cafetera.

Estas actividades permitirán recorrer el trayecto que sigue el grano de la planta a la taza, y que puede conducir al país de las maravillas o al infierno del Dante si de calidad se trata. Porque el meollo cafetero se resume en una bebida de aromas y sabores emocionantes o en un líquido color petróleo, sobre extraído y amargo, con gusto a azúcar quemada por el perverso torrado. Y si hay algo de lo que esta feria convence es que no hay que resignarse al mal producto. Exigir buen café no cambia la vida, pero sin duda la hace más disfrutable.

Datos útiles:

Los interesados podrán inscribirse y reservar su lugar a través de www.exigibuencafe.com donde también podrán chequear en detalle los temas de las charlas y los seminarios.

El evento tendrá lugar el lunes 24 de agosto, de 11 a 20 horas en el Four Seasons Hotel Buenos Aires. Posadas 1086/88.

La entrada cuesta 50 pesos.

Deja un comentario