No para. Acaba de abrir en Madrid El Pollo Gamberro, el último de sus locales en la capital. La vermutería SOT, los Vi-Cool, el Arola Gastro y la gestión de sus múltiples negocios por el mundo, de Abu Dhabi a Sao Paulo, Mombai o Estambul no le impiden sacar un rato entre viaje y viaje y desconectar. E ir de tapas, una de sus especialidades gastronómicas, es una buena forma de hacerlo. Por eso le hemos pedido que nos desvele qué y dónde le gusta practicar el mejor fast food del mundo.


Alcachofas fritas en “La Ardosa

“Éste es un lugar muy especial para mí, donde desconectar e ir a tomarme unas cañas, y pensar que estoy en otra época y en otro sitio. Una taberna antiquísima donde el tiempo se ha detenido, y eso hace que nadie me meta prisa a mí tampoco. Aunque es muy conocida su tortilla de patata, creo que merecen especial atención las alcachofas fritas o a la parrilla, y de temporada”.  

La Ardosa. Colón, 13. Madrid. Tel.: 91.521.49.79 

 

 

Ostras fritas en Sacha             

“¡Qué decir de este restaurante que no hable por sí solo! Aunque no es un bar de tapeo -ni mucho menos- tiene tales exquisiteces que merece la pena nombrarlo. Yo voy a comer ostras fritas, una forma diferente de tomarlas, y que Sacha ha hecho que se conviertan en una institución preparadas así. Una forma de desconectar y disfrutar junto a un vino de la compañía y conversación de mi buen amigo Sacha Hormaechea”.

Sacha. Juan Hurtado de Mendoza, 11. Madrid. Tel.: 91.345.59.52

 

Percebes en la playa Adraga

“Comer en España es una delicia, pero como gracias a mis negocios por el mundo me toca viajar mucho, cuando voy al restaurante Arola en Penha Longa, Portugal, me escapo a Sintra, a tomar percebes. Porque nuestros vecinos portugueses están también a la altura y con el producto que hay en nuestras costas, ¿cómo no aprovechar?”

Playa Adraga, Sintra (Portugal)

 

Patatas bravas en “Bar Tomás

“Siempre me hablan de mis famosas patatas bravas, de las cuales estoy muy orgulloso; ¿son quizás las más copiadas? Pero también disfruto mucho tomándolas en otros locales, por ejemplo en este establecimiento barcelonés. Las bravas son un clásico que no puede faltar en un día de tapeo, con el aperitivo, y las del Bar Tomás son ya míticas y muy apreciadas. Un bar sencillo de los de toda la vida con unas patatas dignas de mención”.

 Bar Tomás. Carrer Major de Sarrià 49. Barcelona. Tel.: 93.203.10.77

 

 Callos en “Barbarroja

“No hay mejor sitio para probarlos que en pleno centro de la capital. Un plato muy clásico en Madrid, pero que no debemos olvidar nunca, porque es un plato que habla de sabores, de maestría en la cocina. Cuando salgo a comer fuera o de tapeo me gusta ir cambiando: un día lo hago en un restaurante premiado y reconocido, otro en el bar típico del barrio; la cosa es comer bien. Después de los callos, un buen paseo por la zona”.  

Barbarroja. Cava de San Miguel, 8. Madrid. Tel.: 91.364.22.56

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar