Preparación

  1. Poner el arroz, el agua, la vainilla y canela en un recipiente al fuego para romper el arroz hasta que quede una especie de pasta, cuidando que no se pegue.
  2. En otro recipiente hervir la leche y una vez hervida agregar la pasta de arroz.
  3. Con una pala (preferiblemente de madera) empezar a revolver regularmente hasta que rompa a hervir, momento a partir del cual no podremos dejar de remover pues sino se pegaría el arroz.
  4. Todo este proceso y el resto de la elaboración conviene que se haga en una plancha a temperatura fuerte pero si no se dispone de plancha, se puede hacer sobre un fuego de gas pero mejor con un difusor para que el calor sea uniforme en toda la superficie de la base.
  5. Cuando la mezcla vaya tomando espesor y se quede marca en la pala de madera al levantarla, agregar poco a poco la mantequilla. Una vez bien integrada la mantequilla quitar del fuego para agregar el azúcar.
  6. Cuando se echa el azúcar, la crema se aligera, pero pasados unos minutos se espesa ligeramente. En ese momento se pasa a recipientes individuales.

Presentación

  1. Espolvorear con azúcar la superficie y quemar con un quemador tradicional para formar una costra de caramelo sobre el arroz.