Preparación

  1. Pelar las patatas y hervirlas en agua con sal. Pasar por un pasapurés fino y reservar en caliente.
  2. Pelar y cortar muy finamente la cebolla. Pocharla en aceite hasta que quede bien cocida.Mezclar el puré de patata con la cebolla, la harina, las yemas de huevo, las claras, la nata líquida y la sal, procurando que quede una pasta fina y homogénea.
  3. Cortar la butifarra negra en finas rodajas.
  4. Poner al fuego una sartén antiadherente con un poco de aceite. Cuando esté bien caliente, dejaremos caer con la ayuda de una cuchara, pequeñas porciones de pasta (blinis) y sobre cada una de ellas una rodaja de butifarra negra. Cuando estén doradas darles la vuelta para que se cuezan también por la cara de la butifarra. De esta forma la butifarra formará parte del propio blini.

Presentación

  1. En un lateral del plato disponer los blinis de butifarra, encabalgados uno sobre otro.
  2. Acompañar con una ensalada de brotes tiernos y unos  puntos de vinagre envejecido.