Preparación

  1. Mezclar en un bol la yemas con el azúcar.
  2. Verter en una cacerola y añadir la leche y la nata espesa.
  3. Cocer a fuego lento (82 ºC) removiendo todo el tiempo hasta que la crema adquiera textura y se adhiera bien a la cuchara. Es importante que la temperatura no suba para que el huevo no se cuaje.
  4. Batirla unos segundos con la batidora para que quede una crema lisa y untuosa.
  5. Mezclar la mitad de la crema inglesa con el café soluble para obtener la crema de café. Reservar en la nevera
  6. Fundir el chocolate en el microondas a 500W, removiendo de vez en cuando.
  7. Verter 1/3 de la crema inglesa sobre el chocolate caliente y remover bien con una espátula de goma. Cuando esté bien incorporado, agregar el otro tercio. Mezclar bien y repetir la operación con el último tercio.
  8. Trocear el shortbread y distribuirlo en el fondo de seis cuencos de cristal.
  9. Verter encima la crema de chocolate y reservar en la nevera.
  10. Cuando la crema de chocolate esté ligeramente dura, añadir la crema de café y poner en la nevera hasta el momento de servir.
  11. Terminar con un copete de nata montada y unas perlas de chocolate.