Preparación

  1. Pelar las gambas y los carabineros. Reservar por separado las cabezas y las cáscaras, y las colas limpias. Recoger el juguillo del interior de las cabezas de los carabineros en un recipiente y reservar.
  2. Asar en el horno precalentado a 250ºC los huesos de rape junto con las cabezas y las cáscaras de los crustáceos hasta que estén bien dorados, unos 45 minutos.
  3. Rehogar en aceite de oliva la cebolla pelada y picada, los pimientos troceados  y el ajo picado. Dar unas vueltas, mojar con el brady y flambear.
  4. Agregar las rapas, cabezas y cáscaras asadas en el horno,  los cangrejos limpios y la salsa de tomate. Cubrir con agua, salpimentar  y hervir 30 minutos, sin que apenas haga burbujas. Añadir las almendras fritas.
  5. Machacar todo bien pasar la batidora (o robot de cocina)  y después por el colador chino para que la crema quede muy fina. Añadir el jugo de las cabezas de los carabineros y mezclar bien.
  6. En el momento de servir calentar la crema, rectificar el punto de sal y pimienta,  y añadir las colas de las gambas y los carabineros troceadas y dar un ligero hervor (los mariscos deben quedar casi crudos). 
  7. Verter en cuencos individuales y espolvorear con cebollino picado.