Preparación

  1. Pelar la cebolla y picarla menuda. Ponerla a dorar en el aceite en una cazuela grande.
  2. Mientras pelar las batatas y trocearlas; limpiar y trocear el brécol; lavar y cortar el calabacín y hacer lo mismo con los ajetes (si son frescos).
  3. Cuando la cebolla esté tierna, agregar las batatas y el calabacín, saltear ligeramente. Añadir el polvo de curry, dar unas vueltas para que suelte el aroma. Incorporar cuatro o cinco láminas de jengibre, la lima keffir y el lemongrass, rehogar un minuto  y cubrir con caldo.
  4. Cocer unos 10 minutos.
  5. Añadir el resto de las verduras que son más tiernas y necesitan menos cocción. Dejar que el caldo se vaya evaporando. Poner a punto de sal.
  6. Retirar los tallos de lemongrass, las hojas de lima y el jengibre.
  7. Verter la leche de coco y ligar el curry. Añadir unas ramas de cilantro fresco.
  8. Servir con arroz como acompañamiento.
  9. Se pueden utilizar todas las verduras que se quiera y mezclarlas como más gusten.