Skip to content

Receta castiza que se preparaba en las tabernas de Madrid. Algo sencillo que perdura en el tiempo

Ingredientes

  • 4 cuartos traseros de pollo campero u ocho muslos
  • 1 cebolla grande
  • 3 huevos
  • 100 g de almendras tostadas
  • 75 g de jamón ibérico picado (opcional)
  • 1 vaso pequeño de vino blanco seco (100 ml)
  • 1-2 dientes de ajo
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azafrán
  • Nuez moscada
  • 2 clavos de olor
  • 4 bolas de pimienta
  • 1-2 hoja de laurel
  • Perejil
  • Sal

Preparación

  1. Separar muslos y contramuslos. Lavar el pollo y secar. Chamuscar si fuera necesario para eliminar plumas y pelillos. Enharinar ligeramente.
  2. Cubrir el fondo de una cazuela con aceite, calentar y rehogar el jamón picado. Sacar y reservar en un plato. En el mismo aceite freír el pollo por tandas hasta que esté dorado. Reservar.
  3. Mientras se dora el pollo, pelar la cebolla y picarla muy fina. Una vez retirado el pollo, dorarla en el mismo aceite. Picar los dientes de ajo y agregarlos a la cazuela. Rehogar todo bien.
  4. Poner a cocer los tres huevos hasta que estén duros. Refrescarlos y pelarlos. Separar las claras de las yemas. Reservar.
  5. Volver a colocar los trozos de pollo en la cazuela. Añadir el clavo de olor, la pimienta y un poco de nuez moscada rallada. Agregar varias hebras de azafrán para dar sabor y para que la pepitoria quede un poquito amarilla. Poner a punto de sal. Remover bien y regar con el vino. Agregar el laurel. Dejar hervir hasta que se haya evaporado el alcohol. Cubrir con agua y cocer a fuego medio.
  6. Mientras se cuece el pollo( unos 60 minutos), en un mortero majar la mitad de las almendras hasta que sean polvo y mezclarlas con las yemas de los huevos duros. Agregar el majado a la cazuela y dejar que hierva con el pollo.
  7. Cuando el pollo esté tierno, pasarlo a otra cazuela. Retirar las especias y el laurel. Pasar la salsa por el pasapurés fino sobre el pollo. Agregar el jamón picado que se había salteado al principio. Dejar que de un hervor y rectificar el punto de sal.
  8. En el momento de servir espolvorear el pollo caliente con la clara de huevo picada, el resto de las almendras majadas gruesas y perejil picado.

Nota: las recetas más tradicionales se preparaban con manteca de cerdo y no con aceite de oliva. Hay que ser cauto con la grasa

Deja un comentario





Scroll To Top