Preparación

  1. Dejar los garbanzos en remojo durante la víspera (unas doce horas en agua templada con sal)
  2. Poner el agua a hervir con la zanahoria pelada, el puerro y las espinas y pieles de bacalao. Cuando el agua hierva, añadir los garbanzos. Dejar hervir hasta que estén tiernos (el agua ha de cubrir los garbanzos durante toda la cocción). A mitad de cocción rectificar el punto de sal
  3. Picar los grelos, lavarlos  y escaldarlos en una olla. Escurrir y reservar.
  4. Cocer los huevos y separar la claras de las yemas.
  5. Freír las rebanadas de pan y los ajos. Escurrir y retirar el aceite sobrante.
  6. Preparar un majado con el pan frito, los ajos, la yema de huevo duro, las almendras y el comino. 
  7. Una vez cocidos los garbanzos, retirar la zanahoria, el puerro y las pieles y espinas de bacalao.
  8. Añadir el bacalao troceado del tamaño de un bocado.
  9. Agregar el majado, remover vien para que se integre en el guiso y por último  incorporar los grelos escaldados.
  10. Cocer a fuego lento y cubierto durante 10 min
  11. Picar las claras de los huevos y el perejil y esparcir sobre los platos antes de servir.
  12. Acompañar con piparras.