Buena cocina mediterránea con algunas influencias lejanas, elaborada con producto local y unas vistas magníficas sobre el puerto de Mahón a un precio muy razonable.

DIRECCIÓN: Moll de Llevant, 314 Mahón (Menorca) (BALEARES) .ESPAÑA

CONTACTO: 971 36 23 45   https://www.sesforquilles.com/es/inicio


PRECIO: De 50 € a 70 €

TIPO DE COCINA: Mediterránea

DÍAS DE CIERRE:Domingo comida, Domingo cena


ver ficha completa


COCINERO Marco


APROPIADO PARA: Para ir en pareja, Con amigos, Con niños, Al borde del mar, Con vistas

TIPO DE DECORACIÓN: Marinera



Julia Pérez Lozano
Licenciada en Ciencias de la Información por la UCM. Especialista en gastronomía. Autora de numerosos libros y guías. Trabaja con lo que más le gusta: las palabras y los alimentos.
VALORACIÓN 6.5/7

Bueno, bonito y barato. No es fácil encontrar juntas las tres B. Pero en El Rais (Menorca) se cumple esta regla imposible. Quizá, barato, barato no sea, pero el precio que se paga es muy razonable, sobre todo si tenemos en cuenta que en las islas todo es más caro y más en agosto, apogeo del verano.

 

Comer en el puerto

Espacios bonitos, bien decorados y con buenas vistas, en Menorca hay unos cuantos, sin embargo, no en todos se come bien, aunque miren al mar. El Rais (Menorca) es una terraza blanca colgada sobre el puerto de Mahón, que desde la calle pasa desapercibida si no fuera por el gran cartel que se recorta sobre la pared blanca. Dos alturas diferentes y las mesas mirando los veleros anclados y el ir y venir de las embarcaciones en este puerto codiciado desde la antigüedad.

 

El Rais (Menorca)

Vista de los comedores en las terrazas al aire libre

 

 

Las especialidades mediterráneas como arroces y pescados se salpican con gyozas de porc negre (10€) niguiris de solomillo strogonoff (10 €), saam de tartar de atún rojo (16 €) o burrata con tomate en conserva, albahaca, aceituna griega y aceite de Menorca (10,50€). Una forma de atraer a gente joven, extranjeros y también público local que agradece novedades. No todo va a ser caldera de langosta. Algunos platos vegetales terminan de redondear una carta muy escorada hacia la proteína animal. En ellos se aprecia buena mano para el aliño y  gracia para dar el punto.

 

El Rais (Menorca)

Tomate aliñado y berenjena blanca

 

También hay guiños a la península como la cecina de rubia gallega (9€) y el jamón ibérico (14 €) o el arroz con leche (6€) postre singular que aprendieron de Nacho Manzano y que aquí adquiere una textura singular, más terrosa, tal vez por la materia grasa de la leche de la vaca menorquina, la misma que se utiliza para elaborar el queso de Mahón y aquellos famosos “quesitos El Caserío” que fueron la merienda de muchos de nosotros.

 

El Rais (Menorca)

Arroz con leche

 

Producto local

El Rais (Menorca) está gestionado por el grupo Ses Forquilles, un grupo de restauración muy conocido en la isla que regenta otros locales ( Ses Culleres, Benisaida, etc). Esta es su propuesta más formal, pero, aún así se trata de un bistró marinero de servicio desenfadado, aunque muy atento y simpático, con una oferta culinaria cosmopolita y resultona que convence desde el momento en que se lee la carta.

Para Oriol Castell y Marco Collado,  cocineros catalán y valenciano, ambos enamorados de Menorca, es importante trabajar con producto local y establecer compromisos con pescadores, payeses… hacer isla, en definitiva. Aunque a veces no sea fácil. A pesar de las influencias cosmopolitas, toda la oferta gastronómica rezuma coherncia.

 

El Rais (Menorca)

Marco Collado y Oriol Castell

 

La vaca menorquina tal vez no sea la más tierna, pero ellos consiguen domesticarla y la sirven cortada finísima en carpaccio con encurtidos y AOVE de la isla (6€) un buen aperitivo; lo mismo que la ventresca de atún ahumada en frío con yema curada y caviar (18€).

 

El Rais (Menorca)

Ventresca ahumada con AOVE de Menorca y caviar

 

Bocados de mar

Son notables los moluscos, sobre todo las escupiñas que se preparan encebichadas o a la parrilla y que se ofrecen fuera de carta. El aliño potencia su sabor y textura que se perjudica ligeramente en la brasa.

 

El Rais (Menorca)

Escupiñas con cebiche

 

La carbonara de espardeñas es un plato sublime, de los que no se olvidan. El cerdo y la yema aportan al pepino de mar, que todo es textura, unos matices y una jugosidad extraordinarios. Un acierto utilizar la salsa italiana. La armonía se remata con trufa de verano recién rallada.

 

El Rais (Menorca)

Carbonara de espardeñas

 

El menú continúa con las gambas de la isla, la banca,  llamada langostinera y la roja que se acompañan con mahonesa. Al contrario de lo que sucede en Ibiza, en Menorca si se pesca la gamba roja. En El Rais (Menorca) la preparan hervida y a la plancha (precio s/m), se puede hacer una cata y que cada uno saque sus propias conclusiones. Sobre lo que no hay discusión es sobre el origen menorquín de la salsa mahonesa, que según las últimas investigaciones procede de lo que en el siglo XVII se llamaba  “aioli  bo” a cuya preparación alude el monje Fray Roger en su libro de cocina, el primero de culinaria menorquina.

 

El Rais (Menorca)

Gamba blanca, gamba roja y mahonesa

 

El Rais (Menorca)

Gambas rojas menorquinas a la brasa

 

Las cigalas también se preparan a la brasa, lo mismo que los pescados del día que se ofrecen fuera de carta y con precio de mercado. Productos de calidad notable que no pierden jugosidad tras su paso por la parrilla.

 

El Rais (Menorca)

Cigalas del Mediterráneo a la parrilla

Cinco arroces a elegir y un postre

Además de los entrantes, los platos para compartir y los platos fuertes, la carta de El Rais (Menorca) dedica un apartado importante a los arroces, que son una excelente carta de presentación. Cinco variedades a la que se añade alguna más  en función de los pescados del día. Arroz del señoret, negro, con pluma ibérica y trigueros y el de vaca menorquina (20€). Además el de langosta menorquina, en temporada de mayo a septiembre se tarifa a 35 euros. Todos se sirven como mínimo para dos personas. Capa fina, de arroz bomba o bombeta; sabor potente pero limpio; grasa ajusta y socarrat. Sobre el grano, cocido en fondo de pescado, suelto pero meloso, dos cabrachos asados a la brasa que se terminan de cocinar con el calor residual del arroz.

 

El Rais (Menorca)

Arroz del señoret con cabracho

 

El Rais (Menorca)

El grano de arroz suelto pero meloso, muy bien cocido

 

Los postres oscilan entre lo obvio: tarta fina de manzana, helados artesanos, coulant de cacahuete… referencias que se encuentran en la mayoría de los restaurantes de la isla.  Y lo innovador: Cucurato de chocolate; versión del drácula…  Sin entusiasmar, cumplen. Lo mismo de la carta de vinos con referencias acertadas, bien elegidas para acompañar la oferta gastronómica, que se tarifan a precios razonables.  El café  es mejorable, suerte que hay manzanilla (camomila) de la isla, para terminar la comida con una buena infusión y olvidar el ruido que tras la barra hacen los camareros tirando las botellas de cristal al cubo del vidrio.

 

El Rais (Menorca)

Tarta fina de manzana con helado de vainilla

 

Puerto de Mahón

Vista del Moll de Llevant en el puerto de Mahón

Deja un comentario