7 1

Dos cocinas conviven bajo el mismo techo, una tradicional  y otra más contemporánea. Platos magníficos como las croquetas, el salmonete con tostada de sus higaditos o el arroz con leche. Ricardo González es un cocinero al que seguir de cerca..

DIRECCIÓN: Pancar Llanes (ASTURIAS) .ESPAÑA

CONTACTO: 985 400 240   


PRECIO MEDIO: De 40 € a 50 €

TIPO DE COCINA: Asturiana

DÍAS DE CIERRE:Domingo cena, Lunes cena, Lunes comida


ver ficha completa



TIPO DE DECORACIÓN: Rústica



Imagen de perfil
7
27/04/2013
Si quieres acceder a la ficha completa con las valoraciones del autor, has de acceder como socio o registrarte.
@juliaplozano
VALORACIÓN 7/10

Modesto local situado a las afueras de Llanes con mas de 30 años de trayectoria, donde conviven recetas asturianas tradicionales junto a otras de corte creativo. Platos que se sirven en comedores contiguos en los que se intuye la presencia de tres generaciones. A la entrada el clásico bar sidrería, algo desangelado, con barra y mesitas circundantes, donde se escancia sidra y se sirven especialidades reseñadas en una pizarra: albóndigas (10), bolla frita (3,60), tortos de maíz con chorizo (7,50), tortilla (10) y callos (14) Recetas que elabora la abuela, Mali Gutiérrez, que junto con su hija Rosa María Sotres atienden a una clientela consolidada.

En un comedor aparte, bien acondicionado, el joven  Ricardo Gónzalez, tercera generación, ofrece una cocina contemporánea, inconformista, que sin romper con el pasado alcanza el nivel de los profesionales más imaginativos del Principado. Formado junto a Manolo de la Osa, Nacho Manzano y Raúl Aleixandre, con 25 años se clasificó en segunda posición en el VI Campeonato de España de jóvenes cocineros (2011), concurso en el que Paco Morales conseguiría el primer puesto.

Haciendo gala de una madurez infrecuente, González hace compatibles, a su vez, dos tipos de recetas. Por una lado mantiene platos como las croquetas, la fabada, el arroz con pitu de caleya (pollo de corral) y el arroz con leche, destinados al grueso de sus comensales. Para los más atrevidos sugerencias en las que salen a relucir las señas de identidad de Asturias. ya que sin pretenderlo practica una cocina de proximidad: leche de ordeño, huevos y verduras. En invierno,  caza, jabalíes, ciervos y becadas.  Quienes se apuntan a su menú sorpresa tienen garantizado el disfrute. Si sus croquetas de cecina y queso son inconmensurables, la ostra gillardeau, con agua de manzana al limón verde emociona. Espectacular la cigala a la sal, en la que se intuye el estilo de su mentor, el valenciano Aleixandre. El menú prosigue sumando aciertos. Muy fina la crema de maíz y brotes de guisantes, a pesar de la sardina que la acompaña, demasiado salada; delicioso el salmonete con tostada de sus higaditos y algo grasienta pero espléndida la fabada. Entre los postres, crema de avellanas y frutos rojos, y un arroz con leche antológico. 

Aprende a realizar una crítica gastronómica

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar