Imaginativo, viajero y trabajador ha puesto Annua (2*) en lo más alto de la cocina de Cantabria. Su particular forma de entender la fusión -sobre todo cántabro-mexicana- le lleva a concebir platos diferentes, arriesgados, muy personales.

Óscar Calleja pasó los primeros años en México, donde vivía su familia, después, ya instalados en San Vicente de la Barquera ha vuelto con la frecuencia suficiente como para no olvidar los sabores. Por eso en su cocina se cuelan los ingredientes aztecas con la misma naturalidad que el bonito o las rabas.

Le encanta viajar, descubrir, conocer. Su cocina es viajera, como él. Parte siempre del producto de proximidad -el pescado del Cantábrico, las verduras de las huertas próximas, los quesos, los dulces- pero sin quererlo se le mezclan con los chiles, los tamarindos, la vainilla o la soja. Óscar Calleja no hace cocina cántabra, no. Se rinde a una fusión natural que es la que le pide el cuerpo y la memoria.

Explorador incansable, de territorios y sabores, tiene la hábil capacidad de digerir las vivencias y recrearlas en forma de plato. No solo los sabores y los olores, también los colores, las texturas… Sus recetas recuperan paisajes, historias, territorios y los reinventan.

Negocios y reconocimientos

Además de Annua, su restaurante de referencia, que luce dos estrellas Michelin, es propietario y director del bistró Nácar y del restaurante Mexia (Santander), un concepto más informal que trata de acercar la cocina de fusión a todos los públicos.

Fue elegido Cocinero Revelación en Madrid Fusión 2011

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar