Valencia es una de las capitales gastronómicas más atractivas del momento. Variedad, calidad y buen precio son los atributos de sus restaurantes. Estas son 10 direcciones para disfrutar… Hay muchas más.


1.- Para saborear la vanguardia: Ricard Camarena

Carrer del Dr. Sumsi, 4. Teléfono:+34 963 35 54 18. Precio medio: 150€

Camarena marca el pulso gastronómico de la capital valenciana. Su evolución le ha llevado a una radicalización culinaria difícil de entender para algunos de sus clientes de siempre, que sin embargo le pone en el vértice de la vanguardia culinaria con aportaciones como las nuevas técnicas para elaborar caldos o el uso innovador de ciertos aderezos como potenciadores de sabor naturales. Los registros del paladar valenciano se le han quedado pequeños y ahora explora los sabores del mundo que descubre en sus viajes pero se mantiene fiel a los productos de cercanía. En el restaurante solo ofrece menú degustación, en un ambiente sobrio e introspectivo que facilita la reflexión gastronómica pero también el disfrute. A lo que ayuda el buen trabajo del equipo de sala dirigido por David Rabasa.

No hay que perderse: la recomendación de vinos que haga David Rabasa. Ponerse en sus manos es un éxito seguro.

 

2.- Para sentir la tierra: Saiti

Carrer de la Reina Na Germana, 4. Teléfono:+34 960 05 41 24. Precio medio: 35€

Dos años ha cumplido el restaurante de Vicente Patiño. Aunque no ha perdido el espíritu de la casa de comidas contemporánea que es, ha experimentado una notable evolución. Con el tiempo Patiño ha cogido confianza y en la medida que la clientela se lo permite va dando rienda suelta a su creatividad culinaria. Siempre desde el respeto a los sabores valencianos tradicionales.  La suya es una cocina de la tierra evolucionada hasta la que llega algún guiño –pero muy pocos- de otras latitudes: unas gotas de lima, una leche de coco. En el fondo el figatel de galeras, la cebolla, la sepia, la anguila…  Una búsqueda a conciencia del producto de cercanía que le lleva a ofrecer un magnífico AOVE de Castellón (Belluga), sabrosos productos de la huerta o fragantes vinos mediterráneos. El equipo de sala conjuga cercanía y conocimientos, mezcla perfecta.

No hay que perderse: la ensaladilla rusa, una de las mejores de España.

 

3.- Para disfrutar de la alta cocina: El poblet

Carrer de Correus, 8. Teléfono:+34 961 11 11 06. Precio medio: 80€

El trabajo de Manuela Romeralo y su equipo convierten este confortable espacio en la imagen perfecta de lo que muchos comensales esperan cuando hacen una reserva en un restaurante con 1 estrella Michelin. El Poblet tiene el punto de sofisticación justo para agradar sin intimidar a nadie. El personal –femenino en su mayoría- aporta la calidez necesaria para que el comensal se sienta cómodo frente al juego de la experimentación gastronómica. Platos icono de Quique Dacosta desfilan en un menú perfectamente ejecutado por Luis Valls, jefe de partida de arroces en Denia durante muchos años. Si se visita Quique Dacosta con frecuencia tal vez no tenga mucho sentido reservar en El Poblet, pero si nunca se ha vivido esa experiencia, enfrentarse a este menú icónico es una excelente forma de tomar el pulso a la alta cocina de vanguardia, aunque sea con algunos años de retraso.

No hay que perderse: el exquisito servicio de sala que ofrece el equipo capitaneado por Teresa Pérez.

 

4.- Para comer como en casa: Dos Estaciones

Carrer del Pintor Salvador Abril, 28. Teléfono:+34 963 03 46 70. Precio medio: 30€

Menos es más. Este lema minimalista lo llevan marcado a fuego algunos cocineros como el gallego Iago Castrillón que después de su etapa en Acio (Santiago de Compostela) donde fue proclamado Cocinero Revelación se ha mudado a Valencia. Junto con Alberto Alonso “Patxi” (Ex jefe de cocina de Ricard Camarena) ha dado vida a este local al que uno podría ir a comer todos los días, sin cansarse. Sabores tradicionales con algún guiño. Cocina bien hecha, sin más pretensión que la de agradar y satisfacer al comensal, que se elabora a la vista, cada día.

No hay que perderse: el pan. Lo elabora el propio Castrillón. Pan gallego de miga elástica que quita el sentido.

 

5.- Para conectar con la cocina más joven: Origen Clandestino

Carrer de la Cardá, 6. Teléfono: +34 961 04 87 88. Precio medio 35€

Origen Clandestino

En un espacio mínimo, pero simpático, de hechuras humildes, Junior Franco (Ex-DiverXo y  ex-Suculent) practica una cocina de trinchera que le fuerza a la absoluta inmediatez. Sobre la marcha va dando salida a platos diferentes con los que se componen menús a medida de los comensales, de longitudes diversas (6, 8 y 10 platos). Tapitas y medias raciones en las que confluyen Asia, Europa y América. Una fusión coherente y bien elaborada porque Junior sabe lo que hace (hay que seguirle la pista) Propuestas con chispa en un menú con altibajos (la regularidad no está garantizada) pero comprometido con el sabor y el respeto a la materia prima.   

No hay que perderse:  la anguila braseada con tamarindo y berenjena.

 

6.- Para los que buscan algo diferente: Fierro

Carrer del Dr. Serrano, 4. Teléfono:+34 963 30 52 44. Precio medio: 40€

La propuesta de Carito Lourenço y Germán Carrizo (ex Quique Dacosta y ex El Poblet) se aparta de lo establecido. Fierro no es un restaurante, es un laboratorio de experimentación culinaria y así lo tiene que entender quien decide comer allí. Ellos cocinan lo que les gusta y focalizan la atención en determinadas técnicas, ahora es el turno de los fermentados, por ejemplo, y los menús ahondan en ellos. Solo hay una mesa comunal que se puede reservar para un grupo o compartir. Las reservas se hacen comprando un ticket a través de la web y en ella se ve el menú que se va a servir el día elegido. También invitan a cocineros a ofrecer menús especiales en fechas determinadas.

No hay que perderse: los postres de Carito, la cocinera dulce.

 

7.- Para sacarle todo el jugo a las tapas: Lienzo

Plaça de Tetuán, 18. Teléfono:+34 963 52 10 81. Precio medio: 35€
Un restaurante de manteles de hilo y fina vajilla  que hace de las tapas el eje de su oferta gastronómica. Aperitivos, tapas frías y calientes con los que componer un menú degustación en toda regla. Y si queda sitio algún que otro plato fuerte. María José Martínez respeta las temporadas y rastrea productos de calidad para elaborar platos sencillos en los que se esconden técnicas actuales y un sólido conocimiento profesional. Recetas elegantes, de alma mediterránea, muy bien concebidas, de presentaciones armónicas, en porciones a veces mínimas, esa es parte de la gracia.
No hay que perderse: los mariscos, perfectamente cocidos y siempre bien acompañados.

 

8.- Para los amantes de los sabores potentes: Macellum

Carrer de Boix, 6. Teléfono:+34 963 91 38 15. Precio medio: 30€
A Alejandro Platero le gusta conservar en el suyo la esencia de los restaurantes de barrio, tal vez por eso su vinculación extrema con los platos potentes y sabrosos. Con los gustos que nos trasladan a la niñez, al guiso de la abuela, al bocata del colegio, a la tapa en el bar. Códigos archiconocidos a los que él da una vuelta de tuerca para reafirmarlos en versión contemporánea. Resulta increíble que triunfe con algo tan simple como una empanadilla de pisto. Cocina sencilla con la que atrapa al comensal un poco cansado de rebuscamientos. Raquel Bernal, su mujer, se ocupa de la sala aportando cercanía y  complicidad complementos perfectos de la cocina de Alejandro.
No hay que perderse: el gintonic que  Bernal prepara a la vista del cliente con los ingredientes que más le gusten.

 

9.- Para los que aprecian la alta cocina a buen precio: Apicius

Calle Eolo, 7. Teléfono:+34 963 93 63 01. Precio medio: 40€
Les gusta lo que hacen y saben transmitirlo. Enrique Medina e Yvonne Arcidiacono comparten con sus clientes su pasión por la cocina y el restaurante, les transmiten su felicidad.  Lo suyo es la cocina de mercado. Ingredientes de temporada, elaborados con sencillez con los que componen menús a precios muy atractivos (de 25 a 48€). Recetas elegantes servidas con elegancia pero sin rebuscamientos. Un local que incita a repetir.
No hay que perderse: las jornadas dedicadas a productos: caza, bacalao, trufa…
 

10.- Para saber lo que se cuece en el mundo: Canalla Bistró

Carrer del Mestre Josep Serrano, 5. Teléfono:+34 963 74 05 09. Precio medio: 25€
Camarena ha dado con la clave del éxito en casi todos sus locales, pero sobre todo en Canalla, el más cosmopolita, con el que ha conquistado a los valencianos. Sabores viajeros y viajados, pasados por el filtro del conocimiento, en un ambiente urbano, desenfadado. Bocados sabrosos, muchos sorprendentes por lo curioso de las variaciones (formatos, aderezos, etc) que nos traen recuerdos de lugares conocidos o soñados pero que de un modo u otro resultan familiares: Nueva York, Japón, Perú, Tailandia, Mexico… Una fusión global en modo “low cost” que se materializa unas veces mejor que otras, pero que en general convence, sobre todo cuando llega la cuenta y comprobamos que es posible pagar 30€. Que nadie pretenda comparar Canalla con Camarena, son incomparables.
No hay que perderse: la berenjena asada con miso, la ensaladilla, el bun de cerdo pekinés…
 

Deja un comentario