El desayuno es la inyección de energía que nuestro cuerpo necesita cada mañana para enfrentarse con optimismo al nuevo día.

No basta con tomar un café y salir corriendo. 


Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, sólo la mitad de los españoles desayunan correctamente. El 21 por ciento solo ingiere líquidos, un café bebido o un zumo, y el 6 por ciento se salta esta comida.

Los estudios realizados por diferentes instituciones ponen de manifiesto que el desayuno debe aportar el 30% de las calorías totales consumidas al día. El que propio de la dieta mediterránea es uno de los más sanos y recomendables ya que incluye hidratos de carbono (pan, cereales, galletas, tostadas, etc.), una ración de lácteos (un vaso de leche) y alguna pieza de fruta o zumo.

Lo ideal sería dividirlo en dos tomas, una a primera hora de la mañana y otra a media mañana, para repartir las calorías y mantener estables los niveles de glucosa.

1.- Desayuno mediterráneo

Zumo de limón con menta

Ensalada de frutas

Rebanada de pan con aceite de oliva y jamón

Café con leche

2.- Desayuno energético

Zumo de zanahoria, naranja y melocotón

Batido de yogurt con muesli y frutos rojos

Huevos benedictine

Te negro con leche

3.- Desayuno nórdico

Zumo de manzana, apio, espinaca y jengibre

Tostada de pan negro, queso fresco, salmón y eneldo

Madalenas rellenas de arándanos

Café con leche

4.- Desayuno de domingo

Zumo de piña, mango y maracuyá

Huevos revueltos con champiñones

Churros y porras

Chocolate

5.- Desayuno castizo

Zumo de naranja

Tortilla de patata

Rosquillas de anís

Café con leche

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar