Una cata a ciegas en el hotel Miguel Angel de Madrid, durante la celebración de la tercera edición del salón Las 12 Horas del Vermut, sitúa en el podio a cinco etiquetas de referencia en el dinámico panorama que presenta hoy en España esta bebida.


El vermut siempre ha estado ahí, desde tiempos inmemoriales: los chinos de la dinastía Shang (siglo XI A.C) eran afectos a una alquimia similar, elaborada en base a vino de arroz, ajenjo, crisantemo y diversas flores; y los antiguos griegos se entregaban sin remilgos al llamado vino hipocrático, escudándose en sus supuestas propiedades digestivas… Pero aunque nunca se ha ido del todo, hay que echar la vista más atrás de un siglo para encontrar un período en el que el vermut haya vivido un momento de tal esplendor, al menos como el que experimenta en estos días en España.

El nuevo furor vermutero es más que evidente, y se refleja en el surgimiento, por doquier, de productores artesanales de nueva hornada, abocados a crear fórmulas originales y fieles a su origen. El boom del vermut afecta también a las marcas de-toda-la-vida, que se aplican en lanzar ediciones especiales de calidad notable. Y toma forma en una flamante estirpe de vermuterías urbanas, que sintonizan con una nueva generación de consumidores que se ha juramentado para recuperar la bendita costumbre del aperitivo.

Por supuesto, la nueva edad dorada del vermut da lugar también a salones, encuentros y saraos de todo tipo, donde se citan productores, aficionados, profesionales y curiosos, siempre a la búsqueda de novedades y tendencias. Uno de los eventos más importantes en el resurgido universo de esta bebida es Las 12 Horas del Vermut, que acaba de celebrar en Madrid su tercera edición.

Este año, una de las novedades más interesantes del conclave vermutero ha sido la celebración, por vez primera, de un concurso abierto a todas las marcas presentes en el mismo. En total, se presentaron 45 vermuts, que el jurado –conformado por periodistas y expertos– cató a ciegas, consagrando a un ganador en cada una de las cinco categorías establecidas: Rojo, Blanco, Rosado, Especial y Reserva.

Sin más preámbulos, revelamos aquí los nombres y características de estos cinco vermuts de campeonato:

1- Mejor Vermut Rojo:
VERMUT MIRÓ ROJO
Emilio Miró Salvat
Origen: Reus, Cataluña
100 cl
Vol. alc.: 16º
PVP: 4,95 €
El típico vermut de Reus –la Meca de esta bebida en Cataluña, donde tiene gran arraigo–, por uno de sus intérpretes más conocidos, la casa Miró, fundada en 1957. El clásico Rojo de Miró se distingue, claro, por su color rojo, su estimulante expresión aromática –en la que destacan las notas de hierbas balsámicas– y su boca sutilmente dulzona, con un acento amargo en el final.

2- Mejor Vermut Rosado:
VERMUT COCCHI ROSA
Cocchi
Origen: Torino, Italia
750 cl
Vol. alc.: 16º
PVP: 21,90 €
Creado por Giulio Cocchi en 1891, este aperitivo Americano –tal como reza la bellísima etiqueta, diseñada en la década de 1930– mantiene su receta original (a base de vinos tintos del Piamonte, genciana, piel de cítricos, pétalos de rosa y otros botánicos), así como su atractivo color rosado. Goloso y refrescante, sostiene su poder de seducción en el matiz amargo (de allí lo de americano, que viene del amaricato definido por el amargor). Un gran clásico.

3- Mejor Vermut Blanco:
VERMUT ZECCHINI BIANCO
Zecchini
Origen: Madrid, España
750 cl
Vol. alc.: 15º
PVP: 5,50 €
Que nadie se deje llevar por el nombre italiano: Zecchini es una solariega marca madrileña, fundada en 1940, que deja constancia de la pasión que existe por el vermut en la capital de España. Valga como prueba de ello la calidad de este Bianco, de atractivo color dorado, golosa expresión de especias dulces y fruta blanca confitada y boca plena, redonda, bendecida por una equilibrada acidez y un delicado amargor.

4- Mejor Vermut Especial:
VERMUT ARLINI AL ENEBRO
Bodegas Arloren
Origen: Jumilla, Murcia
750 cl
Vol. alc.: 15º
PVP: 9,00 €
Desde Jumilla llega este vermut singularísimo, producido a partir de vinos de uva monastrell, sin azúcares ni alcohol añadidos (el truco para obtener el dulzor es que una parte del vino está elaborado con uvas pasificadas…). Además, este Arlini tiene una presencia notable de enebro entre el conjunto de 30 botánicos con los que se macera el vino. De allí sin duda su carácter balsámico y refrescante, que lo convierte en un interesante ingrediente para coctelería (y un fetiche para los amantes del London Dry Gin…).

5- Mejor Vermut Reserva:
VERMUT MIRÓ RESERVA ETIQUETA NEGRA
Emilio Miró Salvat
Origen: Reus, Cataluña
100 cl
Vol. alc.: 16º
PVP: 8,80 €
El vermut Etiqueta Negra justifica el prestigio de Miró. Su exquisito perfil, complejo y prodigiosamente equilibrado, resulta de un medido coupage de vinos de las variedades airén y macabeo, macerados con una infusión de una larga cincuentena de botánicos y envejecidos durante seis meses en botas de roble, siguiendo el método de soleras y criaderas de los generosos jerezanos.

Deja un comentario





 

Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar