Una cata celebrada en la II Muestra Gastronómica TASTVM de Vila-seca (Tarragona) pone en relieve el interés de las variedades menos conocidas de la amplia familia de las garnachas: blanca, gris, fina, peluda y tintorera.


Bajo el lema El maridaje de nuestra tierra, entre los días 18 y 20 de mayo se celebró en los jardines del Castell de Vila-seca la segunda edición de TASTVM, la muestra que tiene como objetivo dar a conocer los productos y la cultura enogastronómica de la provincia de Tarragona.

El encuentro contó con la participación de restaurantes y bodegas que ofrecieron al público asistente degustaciones de sus platos y vinos, además de un programa de actividades con show-cooking de diversos chefs –Eduard Xatruch (Disfrutar), Carles Gaig (Restaurant Gaig) y Fran López (Xerta, Villa Retiro), entre otros– y catas de vinos y otros productos a cargo de expertos como Jordi Alcover Maestros y Sílvia Naranjo Rosales (autores de la Guia de Vins de Catalunya), José Peñín, Cristina Losada (sumiller de Enigma, Barcelona) y quien esto firma.

Una de las dos catas ofrecidas por este servidor tuvo como argumento las “otras garnachas”, centrando la atención en las uvas menos extendidas de esta gran familia varietal: garnacha blanca, fina, gris y peluda.

Para hacer partícipes a los lectores de Gastroactitud.com de lo que allí si cató, resumo en este post las características de los cinco vinos degustados, a los que sumo uno más, elaborado con garnacha tintorera, que en TASTVM no pudo catarse por ser ajeno al territorio geográfico representado en esta muestra.

1- La Blanca Àmfora 2017
Vino Blanco
Vins del Tros
D.O. Terra Alta
PVP: 15,80 €
75 cl
Del joven e ilusionante proyecto comandado por el enólogo Joan Ramon Bada y el viticultor Josep Arrufat llega este singular blanco brisado –elaborado a la manera antigua en esta zona, con larga maceración de las pieles–, que saca partido a una viña de garnacha blanca plantada en suelos de piedra calcárea triturada y fermentado y criado en ánfora de barro (con su interior recubierto por una resina de pino). El resultado es un vino muy aromático, con ricas notas de miel y flores y boca amplia y densa, ligeramente tánica.

2- Siuralta Gris 2014
Vino Blanco
Vins Nus
D.O. Montsant

PVP: 25,90 €
75 cl
Intrépido rastreador de viñedos remotos, Alfredo Arribas firma otro vino singularísimo que subraya el interés de su colección de Vins Nus, “vinos desnudos” elaborados con la mínima intervención, prescindiendo del añadido de anhídrido sulfuroso. Este Gris es, como cabe imaginar, un vino más gris que blanco, nacido de racimos de garnacha gris –rara mutación cuyos granos lucen una coloración entre anaranjada y grisácea– cultivados en Gritella (Siurana). Madurado durante 8 meses en ánforas de gres, el de la añada 2014 apunta a estas alturas notas terpénicas y flirtea con la oxidación. Complejo y fascinante, es un vino extremo, no apto para todos los paladares, pero que enamora a los que añoran la diferencia.

3- La Genuïna 2015
Vino Tinto
Edetària
D.O. Terra Alta
PVP: 37,90 €
75 cl
Experto en garnachas, Joan Àngel Lliberia ofrece el protagonismo de este vino de finca a lo que los viejos viticultores de Terra Alta conocen como garnacha “fina”, que comparte genoma con la extendida garnacha tinta pero ha desarrollado características peculiares al adaptarse a los suelos y el clima de la comarca, por lo que puede considerarse técnicamente como un fenotipo. De grano más gordo, concentra menos el color pero preserva una rica expresión de fruta roja, dando lugar a un tinto aparentemente ligero y delicado, pero con nervio y tensión, frescura y conveniente acidez.

4- La Peluda 2016
Vino Tinto
Herència Altés
D.O. Terra Alta
PVP: 17,90 €
75 cl
Herència Altés es otra de las bodegas que están trabajando muy bien en la D.O. Terra Alta. Valga como ejemplo esta segunda añada de su monovarietal de garnacha peluda, otra de las mutaciones de la garnacha tinta que ofrece gran calidad en esta comarca. Vinificado en foudres, se distingue por su exuberante expresión especiada, rematada por un matiz picante que puede recordar a granos de pimienta negra recién machacados.

5- Vi Dolç Natural de Garnatxa 2011
Vino Dulce
Vinyes Domènech
D.O. Montsant
PVP: 26,50 €
50 cl
De ínfima producción –apenas 300 botellas al año– este raro tinto dulce natural de garnacha peluda sorprende por su nítida expresión varietal –recuerdos de heno seco, notas especiadas– y su boca golosa, aunque nada empalagosa, vinosa y ágil. La elaboración tiene truco: para preservar la frescura de la fruta, Joan Ignasi Domènech añade al coupage final un porcentaje de su tinto seco Teixar. Todo sea por favorecer la fluidez que invita a beber otra copa.

6- Ternario 2 2016
Vino Tinto
Venta La Vega
D.O. Almansa
PVP: 10,50 €
75 cl
El inquieto Raúl Pérez viaja a hasta Almansa, en sureste de Albacete, para introducirse en el mayor viñedo de garnacha tintorera que se cultiva en este país y pergeñar junto a la bodega Venta La Vega este tinto generoso en recuerdos de fruta negra fresca y seductores matices ahumados y minerales. Ternario 2 es uno de los tres vinos que nacen de esta colaboración, que reivindica el potencial de esta uva híbrida (resulta de un cruce entre petit bouschet y garnacha tinta), antaño empleada para “colorear” tintos de otras variedades en diversas regiones, gracias a la pigmentación violácea de su pulpa.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar