En el hotel Bohemia Suites & Spa de Maspalomas, el cóctel-bar que dirige el italiano Raimondo Palomba emerge como una isla de creatividad y buen hacer en un entorno insólito para la mixología más audaz: el sur de Gran Canaria.


Si el hotel boutique Bohemia se presenta en términos turísticos como «un destino dentro de un destino», distinguiéndose como un oasis de diseño, confort y tranquilidad en el entorno de Maspalomas, Atelier, el cóctel-bar que se asoma a la inmensidad del Atlántico desde la terraza de la última planta del establecimiento, comparte los mismos rasgos de aislamiento: es un solitario baluarte de coctelería creativa, ya no solo en el sur de Gran Canaria, sino en todo el contexto del archipiélago.

El mérito de esta audaz apuesta –que engloba tanto a Atelier como al propio hotel– se debe, cómo no, a emprendedores intrépidos: Bohemia es el único alojamiento de cinco estrellas del entorno de Maspalomas y fue inaugurado en 2012, por iniciativa del empresario alemán Rembert Euling, un aventurero cosmopolita que ha insuflado a su hotel una estética transcultural, para satisfacer «a la gente de espíritu libre a la que le gusta disfrutar de la vida al máximo y con todos los sentidos»; por su parte, Atelier es el sueño del bartender italiano Raimondo Palomba –que inició su carrera en Napolés y pasó por Londres antes de llegar a España– y su compañera y cómplice, Beatriz Díaz, experta en marketing y comunicación, que llegaron hace tres años a Bohemia como asesores, pero acabaron involucrándose a fondo con el proyecto, poniéndose al frente de la que hoy es la coctelería más ambiciosa de las islas Canarias.

Raimondo Palomba, bar manager de Atelier

Aún cuando Maspalomas es un paraíso natural pervertido por el turismo masificado, la terraza donde funciona Atelier –en la última planta del hotel, que también aloja el restaurante 360, con una propuesta muy interesante a cargo del chef Juan Bertolín– es un lugar privilegiado, bien ambientado y con vistas panorámicas de la Playa del Inglés, las dunas vírgenes (y el estropicio urbanístico, que remedio).

Terraza de Atelier

En este fantástico emplazamiento, Palomba y su equipo conciben la coctelería como un concepto ecléctico y absoluto, que involucra a todos los sentidos. De allí que cada uno de los cócteles que incluye la carta –titulada Diario de un Bartender– se presenten con un maridaje: no solo bocados originales –creados los responsables del bar– sino elementos que aportan aromas, texturas, colores…

Valga como ejemplo de esta propuesta Monkey & Sand, que recrea el clásico Blood & Sand (whisky Monkey Shoulder macerado con cerezas al maraschino, zumo de naranja y zanahoria, vermut rojo y licor artesanal de zarzamora y orange bitter) y se armoniza con una crema de coco artesanal, gelatina de zumo fresco de naranja y zanahoria, sobre crumble de galleta y zanahoria crujiente.

Monkey & Sand

O el Experimental Martini, que invita a experimentar con el Dry Martini, alterando los aromas con aceites artesanales de limón, albahaca y romero. Es cóctel se marida con un macaron artesanal de foie gras, vino de Jerez fino y tinta de calamar, sobre una cama de aceitunas liofilizadas.

Experimental Martini

Vista la complejidad de estas propuestas, se entiende que la carta de Atelier haya sido alumbrada como «Un diario de viajes en el que vivir otras vidas y viajar a través de los sentidos, recordar lugares ya vividos y experimentar nuevas emociones a través de la captación de su esencia».

Como no hay mejor forma para romper con el aislamiento que tender puentes, el equipo de Atelier y la dirección de Bohemia desarrollan iniciativas que tienen por objeto promover la cultura mixológica en las islas. La última ha tenido lugar el 8 de enero pasado: una jornada de puertas abiertas –con entrada libre para cocteleros en ciernes y curiosos en general–, con dos lucidas masterclass, Historia del cóctel en siete tragos, a cargo del experto belga François Monti, y El amanecer de la coctelería italiana, dirigida por el italiano Fabio Bacchi. El evento tuvo su broche de oro con la presencia en el bar de Juan Valls, propietario de la coctelería El Niño Perdido (Valladolid) y mentor de FIBAR, que preparó algunos de sus cócteles hasta bien entrada la madrugada

Atelier
Bohemia Suites & Spa
Avda. Estados Unidos, 28
Playa del Inglés, Gran Canaria

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar