Las circunstancias imponen descorchar espumosos alegres, económicos y de rápido efecto emotivo, para despedir este calamitoso 2020. Seleccionamos burbujas novedosas para brindar entre amigos.


Cada vez más, el escenario de los vinos espumosos despliega en este diverso país mayor calidad, y también más variedad y riqueza. Por eso elegimos seis botellas made in spain llenas de burbujas para la Navidad 2020: brindaremos con los amigos, aunque sean pocos.

La progresión del cava

El cava ha mejorado. Lejos quedan los tiempos en los que lo único que había para echar mano a la hora del brindis era un cava apenas resultón, fresco y cortito, que bien servía para pasar las doce uvas por el gaznate pero no soportaba mayor análisis organoléptico.  

Lo ha hecho por la evolución de algunos de sus propios actores y ahora también desde su reglamentación, respondiendo en buena parte a las asonadas de los críticos que abandonaron la D.O. del espumoso patrio disconformes ante una cierta laxitud que se había instalado antaño en la sede del Consejo Regulador a la hora de crear nuevos marcos, más rigurosos, de certificación regional.

Espumosos fuera de la D.O. Cava

En cualquier caso, en esta nueva realidad del vino burbujeante, no solo hay buen cava, sino también grandes viticultores del Penedès reunidos en torno a la marca colectiva Corpinnat (Gramona, Recaredo, Llopart y Torelló, entre otros), así como otros que etiquetan sus espumosos bajo la denominación Clássic Penedès o con una identificación propia, aún estando en esta comarca (como es el caso de Raventós i Blanc).

Luego están los que se mantienen dentro de la de D.O. Cava pero están alejados geográficamente de la zona tradicional de producción del entorno de San Sadurní d’Anoia –el epicentro tradicional del espumoso en Cataluña–, de los cuales también incluimos un par de buenos ejemplos en esta selección.

Aunque quizás la avanzadilla más desprejuiciada, innovadora y canalla de las burbujas de este país es la que integran los Pet Nat (Pétillant Naturel), elaborados según los métodos ancestrales, generalmente con una sola fermentación y en la misma botella. Inspirados en el pasado, son vinos de futuro, con mucha frescura, fruta, brillo, acidez y alegría.

 

1- PétNat AA AUS Rosé 2020

Celler de Les Aus
Sin D.O. – Alella (Cataluña)
75 cl
PVP 10,50 €

Novedad que presenta este año al mercado Celler de Les Aus, la bodega la familia Pujol-Busquets (los mismos propietarios de Alta Alella) consagrada a los vinos naturales. Pétillant Naturel, monovarietal de uva mataró –tal como se denomina a la uva monastrell en la pequeña comarca de Alella– con una sola fermentación en botella, luce un llamativo color fresa, con aromas de melocotón blanco y boca vivaz y vinosa. Es una deliciosa golosina, que invita a beber y celebrar toda la tarde, la noche… Y hasta que llegue un nuevo tiempo.

 

2 – Pet Nat L’Enclòs de Peralba 2020

L’Enclòs de Peralba
Sin D.O. – Penedès (Cataluña)
75 cl
PVP 12,95 €

La nueva generación de la familia Gramona, uno de los más prestigiosos elaboradores de espumosos en el Penedès –ahora en Corpinnat– se apuntan también a los alegres y ancestrales Pet Nat, siempre desde su perspectiva firmemente ecológica y técnicamente rigurosa. Para esta novedad, escoge una de las variedades autóctonas de la comarca que parece vivir hoy un renacimiento, la malvasía de Sitges, que en vendimiada en el Alt Penedès (Viña de Cal Manuel – Sant Cugat Sesgarrigues) se muestra idónea para la elaboración de espumosos gracias a su acidez y bajo pH. El resultado son 550 botellas de un pétillant vivaz, fresco y auténtico, con la rica impronta aromática de esta uva singular.

3- Peñalba López Brut Nature

Finca Torremilanos
D.O. Cava
75 cl
PVP: 11,90 €

Una de las bodegas fundacionales de la D.O. Ribera del Duero –y pionera, también, a la hora de introducir los métodos de la viticultura biodinámica en esta comarca castellana– la familia Peñalba López se distingue asimismo por elaborar uno de los mejores cavas de cuantos se conciben fuera de las fronteras catalanas. Su Brut Nature integra un 90% de viura y un 10% de chardonnay y tras 18 meses de crianza en rima con sus lías, exhibe gran clase, finura, amplitud y persistencia. Para brindar y acompañar comidas y amigos.

4- A. Conesa 58 Blanc de Blancs

Pago Guijoso
Sin D.O. (Albacete, Castilla-La Mancha)
75 cl
PVP : 16 €
El finísimo blanc de blancs que se ha sacado de la chistera la familia Conesa, propietaria del Pago Guijoso en la localidad de El Bonillo, Albacete, es un Brut Nature elaborado con chardonnay de un viñedo privilegiado, La Doncella, plantado a más de 1.100 metros de altitud. La frescura y mineralidad que aporta la materia prima están respaldadas por una cuidada vinificación, al estilo champenoise tradicional, y una paciente crianza en cavas subterráneas. Puro charme francés en un pago manchego.

5- Singular

Juvé & Camps
D.O. Cava
75 cl
PVP: 19 €
La novedad más reciente en el amplio catálogo de Juvé & Camps abunda en la gama de monovarietales que bien sabe hacer esta casa, con amplio conocimiento en la elaboración de cavas de calidad y que posee uno de los viñedos más preciados del entorno de Sant Sadurní d’Anoia: 271 hectáreas, ya reconvertidas en un 100% al cultivo ecológico. Tras los excelentes Millesimé (chardonnay) y Blanc de Noirs (pinot noir), Singular ofrece el protagonismo absoluto a la variedad más noble de la trilogía del cava, la xarel.lo. Criado durante 36 meses en rimas, este Brut Nature da fe del enorme potencial de esta uva para concebir espumosos de largo recorrido y compleja expresión.

 

6- Manuel Raventós Negra 2013

Raventós i Blanc
Conca del Riu Anoia
75 cl
PVP: 70 €
Para los más sibaritas (y pudientes) , esta
cuvée suprema de la casa Raventós i Blanc que en esta añada estrena nuevo coupage. Tras dos millesimes consecutivos (2011 y 2012) consagrados a la xarel.lo, 2013 incorpora de manera mayoritaria, en un 60%, la tinta sumoll, también autóctona del Penedès, vinificada en blanco, en un compañía de la tradicional xarel.lo (40%). La crianza de 70 meses sobre lías da enjundia, sofisticación y complejidad a este espumoso concebido para envejecer al menos 20 años pero que se disfruta a lo grande desde este mismo momento. La producción de la que puede ser la mejor añada de los últimos 30 años en Raventós i Blanc es limitadísima: apenas 2.560 botellas y 180 magnums.

Las mejores burbujas para despedir el peor año, ¿por qué no?

Deja un comentario