Dos alternativas para esta temporada estival: las terrazas de interior y las que reducen la contaminación.


La contaminación y el calor son dos de los factores que hacen de las grandes capitales, ciudades complicadas durante los meses de verano. Por eso los hosteleros, en afán por buscar soluciones y alternativas para su clientela, proponen las terrazas de interior y terrazas que reducen los niveles de sustancias nocivas.

Para los que prefieren el interior

Para este verano, como alternativa para todos los calurosos y los que no se puedan marchar durante los próximos meses de la capital, Platea presenta su “terraza no terraza”. Un concepto que ofrece lo mejor de la terraza y elimina lo peor de la calle. Con sangría, amplia gama de vinos, música, vistas y ambiente; sin calor, humos, contaminación, claxon de coches ni lluvia. Abierta todos los días desde el mediodía, Platea se presenta como el mejor plan de verano para los que buscan una terraza de interior.

Otro de sus puntos fuertes es su amplia oferta gastronómica, distribuida en varios espacios dentro de lo que fue el mítico cine Carlos III. La carta más rebelde de Ricard Camarena en la terraza de Canalla, en la primera planta, con propuestas callejeras internacionales de sabores intensos y productos de calidad; o los pisco sour superventas del foso, acompañados de ceviche, pizza o una hamburguesa elaborada al punto perfecto; o una simple copa de vino frente al escenario escuchando clásicos del rock de la mano de Pauline & The Big Kahunas.

 

Para los amantes del aire libre

La compañía española Mahou San Miguel, en su compromiso con la sostenibilidad y la hostelería local, se ha metido de lleno en la investigación. Así, se ha convertido en la empresa pionera de España en lanzar al mercado terrazas 100% reciclables con parasoles eco que, a través de nanotecnología, reducen las sustancias nocivas del ambiente.

Estos parasoles son capaces de purificar el aire y reducir los niveles de sustancias nocivas gracias a la nanotecnología con la que cuentan en su tejido. Además, la empresa se compromete a la retirada de los materiales deteriorados de las terrazas para su reciclado, cerrando así el círculo de economía circular. Estas terrazas antiguas, de las que puede alargarse todavía su vida, serán donadas a ONGs que trabajan con colectivos en riesgo de exclusión social.

“Esta iniciativa se enmarca en nuestro Marco Estratégico en Sostenibilidad Somos 2020, que establece los compromisos para impulsar una cadena de valor responsable, acompañando incluso a los clientes en la integración de esta materia en sus negocios”, asegura Peio Arbeloa, Director General de la Unidad de Negocio España de Mahou San Miguel. “Como compañía líder en nuestro sector, queremos convertirnos en el referente de gran consumo en materia de Sostenibilidad e incentivar nuevas vías para conseguir una sociedad más sostenible”.

La primera fase de este proyecto se inició en 2018 en locales hosteleros de Madrid, Granada, Málaga, Bilbao, Pamplona, León y Burgos. En esta segunda oleada, se logrará que el número de los parasoles sostenibles distribuidos por todo el territorio nacional supere a la cantidad de los que no tienen esta tecnología aplicada. De igual modo, el porcentaje de terrazas con mobiliario sostenible instalados por Mahou San Miguel alcanzará el 60% del total en España.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar