"Me voy con los deberes hechos y dejo el listón alto: dos estrellas Michelin y dos soles Repsol"


Un escueto comunicado enviado por el Club Allard informaba en la tarde de ayer que tras diez años de fructífero trabajo y excelente relación, Diego Guerrero abandonaba las cocinas del restaurante. Su jefa de cocina, María Marte, continuará al frente. También anunciaba la futura expansión del grupo con  la apertura de nuevas líneas de negocio: catering, social club, La Terraza del Cristina en Sevilla, así  como proyectos internacionales . Sobre el futuro de Diego ni una línea.

 

¿Tienes un nuevo proyecto o te vas a tomar un año sabático?

“No tengo otros proyectos –explicó diego a GastroActitud- me voy por otros motivos. Tampoco me voy a tomar un año sabático, no creo que pueda soy muy inquieto, como mucho tres meses.  Aprovecharé a ver a mis padres, a disfrutar un poco, han sido diez años intensos. Esto es el fin de una etapa, no quiero explicar por qué me voy, pero cuando pase el tiempo quedarán claros los motivos por los que seguro no me he ido.

 

Te vas por la puerta grande, en pleno éxito

Sí, así es. Ha sido una etapa magnífica, muy fructífera. Estoy muy satisfecho. También del equipo, hemos trabajado muy bien juntos, y eso a veces no es fácil. Iniciamos un proyecto creo que lo he hecho bien. Me voy con los deberes hechos: dos estrellas Michelin y dos soles Repsol, es un buen balance ¿no? El listón está alto, ahora ellos tienen la responsabilidad de mantenerlo.

 

Vas a continuar tu relación laboral con el Hotel Palace de Madrid

Sí eso sigue adelante. Empezó hace dos años a raíz de que me invitaron a cocinar para la cena de fin de año. Fue un éxito y me pidieron que les asesorara para los banquetes. Comenzamos a trabajar y están contentos. Además iniciamos un concepto de tapas, cocina sencilla muy vistosa, que está funcionando muy bien. Profesionalmente es interesante porque en los hoteles se trabaja de otra forma diferente y eso te obliga a adaptarte y consensuar. 

Deja un comentario