Skip to content

Los hermanos Roca han diseñado los platos que degustarán los primeros ministros, jefes de Estado y de Gobierno; y el secretario general de Naciones Unidas en la comida de bienvenida a la Cumbre del Clima.


Propuesta culinaria

El 2 de diciembre arranca la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25) con un almuerzo para recibir a los líderes políticos que acudirán a la cita. Con el patrocinio de BBVA, los hermanos Roca, propietarios de Celler de Can Roca, serán los encargados de ofrecer una propuesta culinaria que abre el debate de las sombras de la alimentación e intenta remover algunos espacios de silencio. Un menú provocativo que interpela, que es “una herramienta conmovedora por definición, pero a la vez sabrosa, cuidadosa y tierna”.

“La Tierra se agota. Un menú para tomar consciencia”

La comida diseñada por los hermanos Roca se inicia con un plato que plantea el problema global del agua. ‘Agua clara & agua sucia’ trata de los océanos y las sequías, un plato “que representan el agua que cae sobre un fondo que se inspira en un lago seco y que en realidad es polvo de boletus liofilizado que al caer el agua cristalina se convierte en una especie de fango. Evidentemente está sabroso y está rico pero el efecto visual es impactante”, explica Joan Roca.

Con ‘Variedades invasivas en una migración incontrolada’ y con el ejemplo del cangrejo azul del delta del Ebro, ponen sobre la mesa la cuestión de los cultivos y las especies invasoras que están modificando los ecosistemas y la biodiversidad. El aumento de la temperatura es tratado en ‘Mares calientes, comer desequilibrio’ por medio de un mar y montaña vegetal; y en el plato ‘Fermentación vegetal, una puerta contra la hambruna y el desperdicio de alimentos’ hablarán sobre técnicas ancestrales de conservación de alimentos, como los encurtidos. Con ‘Urgente. Minimizar la proteína animal y aumentar la proteína vegetal’ analizan el problema del consumo de carne en un juego visual que han denominado “carnosidad vegetal”.

Los postres abordarán la cuestión del comercio justo (con un haba de cacao elaborada con producto de la comunidad indígena de los arhuacos en la zona de Sierra Nevada en Colombia) y con las aguas y el vino hablarán de inundaciones e incendios y de la recuperación de destilados a través de su proyecto Ars Natura Líquida.

Un menú que irá acompañado por loza y vasos de vidrio reciclado por El Celler de Can Roca en su proyecto Roca Recicla. Además, en cada centro de mesa habrá una creación artística sobre reciclaje del artista social Joan Crous de la cooperativa EtaBeta de Bologna.

Un planteamiento gastronómico elaborado para ser apetecible, pero también para cuestionar el presente y buscar soluciones para el futuro. “La cocina es una herramienta de transformación, es una herramienta que puede crear consciencia y puede apelar a la sostenibilidad”, concluye Joan Roca.

 

Deja un comentario





Scroll To Top

Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar