Los dos nuevos espacios han sido rediseñados por el arquitecto Frank Gehry y están gestionados por Grupo IXO, al que también pertenece el restaurante Nerua de Josean Alija.

El nuevo Bar Guggenheim Bilbao ha sido concebido con un propósito: que el visitante se sumerja en la arraigada cultura del "tapeo y los pinchos", primando los productos tradicionales vascos. El espacio, que se divide en dos alturas y tiene entrada desde el exterior ha sido ampliado aprovechando el cambio de ubicación de la tienda del museo. Estará abierto en horario de 9:30 a 20:30 h todos los días de la semana, excepto los lunes.

Entre los elementos de diseño destacan las sillas Navy, encargadas en los años 40 por la marina americana a la firma Emeco. Se trata de una reedicón fabricada a partir de botellas de Coca-Cola recicladas, proyecto que fue impulsado por la propia marca de refrescos.

 
El restaurante Bistró Guggenheim Bilbao también ha ampliado su capacidad de 70 a 145 comensales, y permite al Museo ofrecer nuevos servicios, como menús para  grupos y empresas o celebraciones especiales. Este local vanguardista ha sido rediseñado por medio de una serie de módulos independientes fabricados en madera lo que facilita su distribución creando espacios cáildos e íntimos.  Su propuesta gastronómica, tras la que está Josean Alija (quien aparece en la foto durante la presentación) es un prêt-à-porter de la alta coicna,  inspirado en el recetario tradicional al que se aplican técnicas innovadoras. Platos cuidados y actuales a precios asequibles. Para completar la experiencia, en la terraza con vistas a la ría se sirve una extensa carta de combinados de los que se podrá disfrutar hasta la una de la madrugada.
 
 

Deja un comentario