El escandinavo se impuso en la final del Concours ASI du Meilleur Sommelier du Monde 2016, celebrada en Mendoza (Argentina), a los representantes de Francia (David Biraud) e Irlanda (Julie Dupouy), que destacaron entre los 60 sumilleres participantes, procedentes de 48 países


La sumillería planetaria tiene ya un nuevo rey: el sueco Jon Arvid Rosengren, que desde ayer ostenta el cetro de meilleur sommelier du monde tras hacerse con el triunfo de la edición 2016 del concurso de la ASI (Asociación Internacional de Sumilleres), celebrado en esta ocasión en Mendoza, capital vinícola de Argentina.

Aunque el propio Rosengren dijo sentirse "sorprendido" por su propio triunfo, lo cierto es que no eran pocos los que apostaban por verle en lo más alto del podio. Ya se sabe que los suecos se las gastan en este tipo de concursos. Y el nuevo campeón llegó a Mendoza con un buen palmarés: fue campeón de los sumilleres de su país en dos ocasiones (2010 y 2011) y en el 2013 se alzó con el título de Mejor Sumiller de Europa.

En cualquier caso, la solvencia profesional de Jon Arvid Rosengren no resta mérito a su nueva proeza: imponerse a los 60 sumilleres, procedentes de 48 países, que participaron en el concurso, superando en la finalísima al francés David Biraud y la irlandesa (de origen francés) Julie Dupouy.

Una gran mayoría de los 500 espectadores que presenciaron la final, en el encorsetado escenario del Teatro Independencia, hubiera preferido quizás ver coronada este año a la representante local, la argentina Paz Levinson, que llegó hasta las semifinales. O incluso al español Guillermo Cruz (Mugaritz), que no pudo demostrar su talento en las instancias finales del concurso al fallar en las pruebas teóricas.

A la postre, el que se llevó el gato al agua fue el sueco Rosengren, de 31 años, que trabaja en el restaurante Charlie Bird (Nueva York) y sucede como campeón mundial al francés Gerard Basset, que ganó la edición del concurso de la ASI en el 2013, en Tokio.

 

1 Comment

  1. Elisabeth Checa el 27 abril, 2016 a las 01:54

    Fue maravilloso el encuentro en Mendoza. Paz Levinson, finalmente, salio cuarta. Es un gran reconocimiento a esta sommelier poeta, sensible, de bajo perfil. Con ella cate durante dos años para mi guía, estoy feliz con este posicionamiento.

Deja un comentario