Experiencia Kirei es un nuevo concepto gastronómico del grupo Kabuki que permite disfrutar en casa de la cocina de Ricardo Sanz y su equipo. En cualquier lugar de España y con menús para dos desde 42€.


Kirei es el hermano pequeño de Kabuki, referencia de la cocina japonesa en España. Un modelo de restaurante más informal pensado par dar servicio en aeropuertos, puertos o centros comerciales donde el público pretende comer rápido y bien.  Desde la inauguración del primero en la T4 de Barajas ha sido un éxito que se expande. Ahora han dado un paso más al lanzar Experiencia Kirei: un restaurante on-line que envía pedidos a toda España peninsular. Sí, no importa si estás en la sierra de Cazorla, en la cabo de Gata o en el Pirineo, puedes invitar a tus amigos a una cena japonesa: Kirei se ocupa de todo. Los pedidos deben hacerse a través de la web con 48 horas de antelación, ya que todo se prepara al momento. "Recibimos el pedido en la cocina central -explica Ricardo Sanz– y lo preparamos. Cada ingrediente va en una bolsa, pesado y medido; se pone en una caja con las instrucciones de preparación y se envía por mensajería expres fría. La idea es que el comensal monte los platos a su gusto con lo que hay dentro de la caja siguiendo nuestras instrucciones. Para eso tenemos videos de montaje de las recetas en la web. No podemos enviar un tartar o un usuzukuri ya emplatado, es imposible. Mandamos los ingredientes cortados y preparados y solo hay que ensamblar las piezas, como un puzzle. Es muy divertido para una cena con amigos porque te invita a participar".

La iniciativa ha sido posible gracias a la colaboración con el grupo Pescanova, con quien Kabuki trabaja desde hace tiempo en varios frentes. "Pescanova nos ha puesto la logística necesaria para la conservación y la distribución -explicaba a GA, José Antonio Aparicio, socio de Ricardo y miembro fundador de Kabuki. Nosotros sabemos cocinar pero en esta nueva aventura la distribución es clave. No podemos permitirnos que el producto llegue de otra forma a como lo hemos pensado. Todo tiene que ser perfecto, como intentamos que sea en Kabuki. Tenemos muchos retos por delante y si hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a un largo periodo de investigación y cientos de pruebas. Ahora estamos contentos con el resultado, por eso nos lanzamos a enviar pedidos".

   

La web funciona de manera sencilla, con una carta en la que se expecifica contenido y precio de cada plato, y  un carrito al que el cliente va añadiendo los productos que quiere en su menú. Un video explica como montar cada uno de los platos una vez que se reciben en casa y deja siempre abierta la posibilidad de mejorarlos con un toque personal.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar