Tomar alimento y bebidas heladas es una costumbre muy antigua y sigue siendo una de las mayores pasiones


Se cuenta que Alejandro Magno mandaba traer nieve de las montañas para refrescar los vinos y también algunos alimentos; el Emperador Romano Nerón enfriaba sus jugos de fruta y sus vinos con hielo o nieve traídos de las montañas por sus esclavos.

José Carlos Capel esta vez no ha viajado tan lejos pero si nos trae unas pistas muy heladas de avellana, crema catalana, maracuyá, ensaimada, cubalibre… para gustos los "colores" y "sabores". ¡¡¡¡Vivan los helados!!!!

 

 

Deja un comentario