Rizando el rizo de la excentricidad, Hendrick's Gin presentó hace unos días en Edimburgo su última creación: Kanaracuni, una exótica ginebra destilada en la selva amazónica, a partir de un ingrediente inédito, Scorpion Tail, una hierba de intensos matices aromáticos. Hendrick's Kanaracuni se presenta en una edición limitada a 560 botellas, que la destilería escocesa ofrecerá como obsequio a sus mejores clientes.


Desde luego, no existe en el universo de los destilados una marca capaz de competir con Hendrick's Gin en términos de audacia y originalidad. El espíritu creativo y excéntrico de la ginebra escocesa que en 1999 rompió los moldes del London Gin, inaugurando la era Premium con una fórmula botánica que incluye pepino y esencia de rosas, y una imagen surrealista y decimonónica, ha vuelto a dar muestras de su inspirada locura, presentando en Edimburgo, hace tan sólo unos días, su último ingenio líquido: Hendrick's Kanaracuni.

La nueva ginebra de Hendrick's tiene su origen en una auténtica aventura, que hasta ahora se ha mantenido en secreto: en la primavera del 2013, la maestra destiladora de Hendrick's Gin, Lesley Gracie, y el brand ambassador de la marca, David Piper, se internaron en la selva amazónica portando un pequeño alambique de cobre, con capacidad para procesar diez litros de aguardiente, con el objetivo de experimentar con ingredientes botánicos jamás explorados por las ginebras tradicionales.

El equipo de Hendrick's, que viajó acompañado por el explorador Charles Brewer-Carias y el botanista Francisco Delascio, recorrió los densos bosques de las tierras altas de Guayana y convivió con las tribus indígenas, compartiendo ginebra y otros estímulos, mientras Gracie recogía y destilaba distintos botánicos de la selva.

La maestra destiladora dio por fin con su anhelado tesoro amazónico cuando destiló una rara hierba cuyos brotes recuerdan la forma de la cola del escorpión –de allí que la bautizaran Scorpion Tail– y que los indígenas veneran por sus connotaciones mágicas. Amén de estas propiedades, la bendita hierba del escorpión tiene una incomparable riqueza aromática, con acentos mentolados, anisados, herbáceos y balsámicos, que Lesley Gracie supo recoger con su pequeño alambique, obteniendo 8,4 litros de aguardiente concentrado (80º de volumen alcohólico).

Este mágico elixir es el que ha dado lugar –convenientemente fusionado con el blended del Hendrick's Gin tradicional–, a la nueva joya de la destilería: Hendrick's Kanaracuni. Apenas 560 botellas que jamás saldrán al mercado.

Al igual que ha hecho con Quinetum, el nuevo licor cordial de quinina de la marca, Hendrick's Gin obsequiará a sus mejores clientes –bartenders reputados de todo el mundo– las escasas botellas de Kanaracuni que saldrán de la destilería. Y también premiará con ellas a los aficionados que se apunten a un concurso de coctelería del que pronto se sabrán las bases.

Habrá que apuntarse a él para descubrir los profundos matices herbáceos de Hendrick's Kanaracuni, la ginebra que todos querrán probar.

1 Comment

  1. Elisabeth Checa el 12 mayo, 2014 a las 05:00

    Necesito probarla ya. Nunca llegará a Buenos Aires, por lo menos en estos tiempos.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar