Existen especias, frutas, quesos y otros productos que la mayoría no podríamos incluir en nuestra cesta de la compra. La escasez, la superstición y también el esnobismo hacen que su precio resulte prohibitivo, aunque algunos se emplean en tan poca cantidad que pueden resultar asequibles. 


Caviar Almas

Una lista de espera de cuatro años para obtener este delicado ingrediente proveniente del esturión Beluga albino del Mar Caspio. El caviar Almas (como se dice “diamante” en ruso) tiene un color pálido y claro comparado con el negro del caviar. También se conoce como "caviar albino" y su consumo fue durante años privilegio de los zares rusos y los sha persas. Hoy es casi imposible encontrarlo ya que el 99% del caviar que se consume es de piscifactoría y la pesca del esturión está prohibida en el mar Caspio. Si se consigue es "de extranjis". Dicen los expertos que su sabor delicado pero intenso te lleva directo al cielo.

Precio: 12.000 a  24.000 mil euros el kilo

 

Trufa Blanca de Alba

Las de Alba son originarias de Piamonte, al norte de Italia, donde se encuentra la ciudad que se identifica con su origen, pero también se encuentran en Croacia. Estos preciados hongos, que no se han podido microrrizar (cultivar) hasta el momento, crecen como un tumor en raíces de determinadas especies de árboles (Quercus). Perros de caza especialmente entrenados localizan las trufas por el olor que emanan  y que los animales confunden con el de las hormonas de sus hembras, tal vez por eso se atribuye a las trufas altos poderes afrodisíacos. Entre todos los tipos de trufa, la blanca (Tuber magnatum pico) es la más cotizada por su exquisito aroma y su intenso sabor, sin embargo muchas veces nos dan gato por liebre y lo que se nos ofrece son ejemplares de la Tuber aestivum o trufa de verano, Tuber brumale o Tuber Indicum o trufa china que nada tiene que ver ni en aroma ni en precio con la preciada Trufa de Alba.

Precio: 3.000-6.000 euros el kilo

 

Azafrán

Indiscutiblemente el condimento más caro del mundo. Son los pistilos de una flor llamada Crocus sativus que se recolecta a mano cortando con enorme delicadeza cada uno de éstos para consumo y sazón de exquisitos platillos como curries, arroces o pescados. El mejor del mundo es el Azafrán Mancha que se cultiva en España, por su intenso y fino aroma, sin embargo es Irán el mayor productor mundial de azafrán, producto del que España es el comercializador principal.

Precio: 1.700 a 3.000 euros el kilo

 

Café Kopi Luwak

El proceso que viven los granos de este café es tan extraño que se ha convertido en una moda en Asia, donde la gente que lo consume paga cantidades exorbitantes por una taza. Se produce en Indonesia y su característica particular es que los granos del café son comidos por una civeta,  especie de felino pequeño (similar a un gato) llamado Kopi Luwak, cuyos jugos gástricos generan un proceso enigmático en los granos que después son recolectados de su excremento, brindándole este sabor especial y complejo tan demandado. Idéntico proceso realizan las cabras con el argan, semilla de la que se extrae en Marruecos el aceite de argan, de moda entre ciertos cocineros franceses.

Precio: 150 euros a 900 euros el kilo

 

Hongos Matsutake

Una vez más, los productos de origen japonés nos sorprenden. Los hongos Matsutake son similares al Boletus pinicola, ya que se cultivan mediante micorriza en los pinares. Se cosechan con mucha dificultad en septiembre y  anualmente sólo se producen mil toneladas en todo el mundo. Mientras más penetrante sea su aroma, mejor es su  calidad.

Precio: 2.000 a 3.000 euros el kilo

 

Atún aleta azul

Debido a su carne, textura tan suave y sabor único e intenso, el Thunnus thinus, atún rojo o cimarrón es una de las favoritas entre consumidores de pescado crudo. Está en peligro de extinción y las subastas de los mercados japoneses se pelean por los kilos de este preciado animal marino. El record lo batió un atún de 222 kilos por el que en el mercado de Tokio se pagaron más de 1,500.000 dólares. En España, sin embargo, somos unos privilegiados y aún se puede encontrar este producto a precios razonables. Debido a los controles pesqueros que ha establecido la UE, la población que cada año cruza el estrecho de Gibraltar entre España y Marruecos, desde el Atlántico al Mediterráneo, se ha recuperado notablemente en los últimos tiempos.  En esta zona solo se permite la pesca del atún rojo en almadraba (arte de pesca artesanal utilizada desde los fenicios) y de acuerdo a los cupos fijados por la UE. Por este motivo las cuatro únicas almadrabas Españolas (Conil, Barbate, Zahara de los Atunes y Tarifa) se han convertido en importantes centros de aprovisionamiento para los compradores japoneses que buscan atún de máxima calidad.

Precio: 200€ el kilo en pieza (comprando el atún entero)

 

Pez globo

Comer pez globo es prácticamente poner en juego nuestra vida debido a lo altamente venenoso de la especie. Sin embargo, lo conocedores comentan que es uno de los sabores más exquisitos del planeta. Hay que ser un verdadero experto para trocear este pecado sin cortar las vísceras, donde se aloja el veneno capaz de matar a más de una docena de personas.  En Japón es conocido como Fugu y degustarlo es toda una tradición. Los cocineros que lo preparan están provistos de un permiso especial y sus estudios en la escuela de hostelería se prolongan varios años más de lo normal con el fin de que adquieran la pericia necesaria para trabajar con tan peligros ingrediente.

Precio: 50 a 70 euros por una diminuta porción

 

Papa Bonnotte

Esta especie de papa que solamente crece en 50 metros cuadrados en todo el planeta, en la isla francesa de Noirmoutier, en pleno Atlántico. La penetración en la tierra de la algas marinas de la costa hace que el tubérculo adopte un sabor marino y salado convirtiéndolo en una curiosa “verdura del océano”. La recolección se hace a mano ya que son demasiado frágiles y solamente se cosechan una semana al año. Son patatas de pequeño tamaño, de piel fina y de carne amarilla. 

Precio: 370 a 550 euros el kilo

 

Melón Yubari

Hay quienes dicen que el melón es oro en Japón. En la ciudad de Yubari se cultiva esta fruta híbrido de dos variedades de melón. Como requisito tiene que haber sido polinizado exclusivamente por abejas y aseguran que probarlo hará feliz a cualquiera. Generalmente se venden en pares,  sus proporciones son perfectas y su carne sumamente jugosa. Los japoneses lo ofrecen como regalo para sus compromisos.

Precio: 270 a 5.000 euros cada uno

 

Queso de leche de alce

Este producto es exclusivo de una granja en Suecia llamada ‘Moose House’  que cría los alces y los ordeñan solamente entre mayo y septiembre, tardando más de dos horas en ordeñar cada hembra.  Su producción es muy limitada y es por eso su alto precio. El sabor y los beneficios de dicho queso afirman lo que lo comen, son extraordinarios.

Precio: 530 a 750 euros el kilo

 

 

Estos textos han sido publicados en Animal Gourmet y completados por el equipo de GASTROactitud

2 Comments

  1. joe el 30 octubre, 2018 a las 03:27

    Te faltan las angulas y algunos jamones ibéricos curados más de 5 años.

  2. Alejandra el 8 octubre, 2015 a las 16:33

    No dejaría de incluir los geniales guisantes lagrima de Guetaria, en particular los que produce Jaime Burgaña en la explotación agrícola de AROA

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar