Audi y Jordi Roca han creado el primer roscón navideño que solo esconde buenas noticias: el e-roscón.


De esta forma, y como parte de su tradicional campaña de Navidad, bajo el lema: “Este año no estamos para habas”, la marca de los cuatro aros invita a todos los cocineros y pasteleros a sustituir la legumbre que tradicionalmente incluyen estos típicos dulces navideños por sorpresas positivas que ayuden a encarar el nuevo año con ilusión.

Este año no estamos para habas

La tradición del roscón de Reyes proviene de la época romana, y continuó en Francia con la “fiesta del Haba” que se celebraba cada 6 de enero, elaborando un bollo redondo con una legumbre en su interior.

En el s. XVIII se añadió también una moneda de oro en el dulce, por lo que la legumbre pasó a tener un significado negativo, obligando al que la encontraba a pagar el roscón. Ahora, el postre más emblemático de la Navidad vuelve en su versión más innovadora de la mano de Audi y el cocinero Jordi Roca: el e-roscón.

Elaborados con ingredientes como polvo de frambuesa, yuzu confitado y caramelo de eucalipto, el pastelero preparará 250 unidades de este dulce navideño, que se podrán conseguir gratuitamente participando en el sorteo que se llevará a cabo entre los días 14 al 20 de diciembre en la web: www.e-roscon.es.

Otra de las singularidades de estos dulces es que todos contienen sorpresas, y quienes reciban el e-roscón también podrán ganar distintos premios: miniaturas, un patinete Audi Electric Kick Scooter powered by Segway o una cesión durante 15 días del nuevo Audi e-tron Sportback.

Deja un comentario