A pesar de las ganas de fiesta de muchos, la media de la hostelería española no logra arrancar. En Madrid y las zonas turísticas la situación se agrava según pasan las semanas.


Fedishoreca, con la colaboración de Grupo Caterdata y Food Service Institute, publican cada semana un estudio sobre la evolución del canal Horeca. Pasados los primeros momentos de euforia, la vuelta a los bares, los reencuentros, etc, en todo el país han abierto el 79% de los establecimientos de hostelería. Lo que supone que el 21% de los locales permanecen cerrados. Los que están funcionando han comprado de media un 10% menos que el año anterior. En opinión de los expertos, los datos reflejan la grave situación de la hostelería de España tras la crisis del COVID19 que lastra aperturas y ventas.

 

 

Las zonas turísticas las que más sufren

 

En las zonas más turísticas, como por ejemplo Baleares  (no hay datos de Canarias) el sector alcanza a duras penas el 30% de la actividad en relación a la misma fecha del año pasado. Y en las tres grandes ciudades del país Madrid, Barcelona y Valencia la actividad de hostelería está  entre el 30 y el 40%  por debajo de la del año anterior (sumando los establecimientos cerrados y la menor venta media de los que han abierto). Madrid acumula un descenso del 41% ya que los distritos financieros y de oficinas están prácticamente cerrados con el personal teletrabajando, lo que implica que no se precisan servicios de restauración.

 

Gráfico del porcentaje de establecimientos de hostelería abiertos

Por suerte Asturias, Aragón, País Vasco, Castilla La Mancha y Andalucía cuentan con el 85% de sus locales abiertos y funcionan como locomotora del resto. En algunas zonas de Andalucía es particularmente importante el aumento paulatino de llegada de turistas tanto nacionales como extranjeros.

 

El lento incremento de las ventas

Por lo que se refiere a las ventas, las seis comunidades con más establecimientos abiertos Asturias, Aragón, País Vasco, Castilla La Mancha, Andalucía y Castilla León caen un 23% respecto al año anterior, aunque paulatinamente van aumentando. Esta semana la venta media ha sido diez puntos porcentuales superior a la semana anterior, lo que es un buen índice. La excepción ha sido Navarra por efecto de la semana de Sanfermines.

En Baleares donde aún está cerrado el 53% de los locales,  los que están abiertos tienen ventas medias de un 25% menos que el año anterior. Esta situación se hace extensiva a otras zonas dependientes del turismo extranjero con muchos hoteles, como Baleares y Benidorm.

En Madrid, aunque continúa recuperándose en esta semana, sigue cerrado el 33% de los establecimientos, y las zonas del centro de la ciudad se mantienen todavía con caídas de actividad entre el 80 y el 50%. Las ventas no alcanzan el 60%, muy lejos del 72% de la media nacional.

Gráfico de porcentaje de ventas de hostelería respecto a 2019

Son datos de Fedishoreca y del Observatorio de la Desescalada del sector de Bares y Restaurantes en España (ODBR). Los informes han sido realizados por  por Antonio Manuel Agustín, socio fundador de Food Service Institute (FSI); José Manuel Fernández, director general de Fedishoreca; Alfonso Pastor, director general de Grupo Caterdata; y Javier Rueda, secretario general de FSI.

 

¿Hay futuro para la alta cocina después del Covid19?

 

Formación en Gastronomía

1 Comment

  1. LORENA el 18 julio, 2020 a las 19:21

    Interesante articulo, por cierto con datos bastante desalentadores.

    Cómo hay tanta incertidumbre sobre todo en los lugares turístico, el empresario han optado por mantener cerrado el local y su personal en ERTE, ya que posiblemente no podrán satisfacer los pagos a sus trabajadores porque la actividad se ha visto mermada.
    A ver qué sucede a partir del 30 de septiembre cuando se terminan los ERTES .

    Lástima que no existan datos de la comunidad canaria.

    Un saludo

Deja un comentario