Con una estrella Michelin, La Sucursal ha cumplido 25 años abierto liderado por Javier de Andrés –Premio Nacional de Gastronomía 2013 al mejor director de sala- con una carta basada en recetas clásicas renovadas de cuidada técnica y con guiños a los sabores valencianos


La pasión por la cocina viene de largo a la familia De Andrés, la matriarca, Loles Salvador, comenzó en el mundo de la restauración hace cuatro décadas como encargada de un merendero, luego de un bar, más tarde de un restaurante y, finalmente, de su propio negocio que sería el origen del grupo de restauración y, como no, de La Sucursal, que desde hace nueve años mantiene una estrella Michelin en su establecimiento ubicado en una de las antiguas salas de exposiciones del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), el primer restaurante español en instalarse en un museo.

La matriarca ya está jubilada, pero consiguió que cinco de sus hijos se involucraran en este proyecto y encontraran su lugar en la sala o en la cocina. En La Sucursal, grupo insignia del grupo -con otros restaurantes punteros como Vertical  o Coloniales Huerta– , Javier de Andrés -Premio Nacional de Gastronomía 2013 al mejor director de sala-y su hermana Cristina de Andrés dirigen esta sala que baña un largo y estrecho ventanal de otorga una luz espectacular. 

Un ambiente luminoso para elegir entre los tres menús degustación cuya esencia se basa en los sabores levantinos y los cambios de temporada: el Menú Tradición es “una revisión a la cocina de tradición desde una perspectiva decididamente contemporánea” e incluye un entrante, un pescado, una carne y un postre y tiene un precio de 45 euros ; el Menú Armonía, “técnica y producto en equilibrio, una perfecta opción para armonizar con los mejores vinos de nuestra tierra”, y con un plato más que el anterior, cuesta 55 euros y el Menú Tekstura, “con el que el equipo de cocina propone un recorrido por los platos que mejor definen su cocina. Texturas, aromas y sabores: expresión del producto de temporada” a través de cinco platos, más postre, por 65 euros. Con una bodega de 300 referencias, también dan la opción de maridar los menús por 15 euros. 

Deja un comentario