Desayuno, merienda, brunch, copas… 10 ideas diferentes para verte con tus amigos en Madrid durante estas fiestas y pasar un rato divertido con ellos alrededor de una mesa.


Si no sabes dónde celebrar la Navidad con tus amigos de 30 años esta lista te puede dar pistas. Locales, restaurantes y clubes, formales e informales, de comida casera o mestiza. Todos, eso sí, asequibles. Recorremos Madrid para que festejes desde la hora del desayuno hasta las copas en diez locales BBB, buenos, bonitos y baratos. Ah, y no nos des las gracias, estamos encantados de hacer nuestro trabajo. Feliz Navidad.

Desayuno o merienda healthy

Nutnut. Bravo Murillo, 10. Precio medio: 5,50€

Llegado directamente desde el Líbano, el concepto de los frutos secos premium tiene mucho que aportarnos en un desayuno o merienda de navidad e incluso para regalar como detalle. Nutnut presenta 100 referencias de productos, desde frutas deshidratadas, dulces libaneses, frutos secos bañados en caramelo, canela, yogurt griego o tiramisú y frutos secos en crudo tostados al momento de manera artesanal.

Bol de yogur con frutos secos recién tostados. Nutnut

Pero, si lo que buscas es hacer una reunión diferente apuesta por sus desayunos y meriendas: boles de yogur hechos con leche fresca a los que se les añade una base de fruta natural cortada y un mix de frutos secos a elegir entre diferentes opciones de toppings, tostadas en las que el pan incluye sus frutos secos o repostería casera. Para los que les gusta más el salado, en su carta de picoteo no falta el hummus, las tostas ni la tabla de quesos acompañada de frutos secos. A estas propuestas se suma una amplía variedad de cafés y tés de gran calidad y zumos naturales hechos al momento.

Un brunch navideño 

Qué mejor que quedar el fin de semana Navideño  y disfrutar de un brunch bien completito. Los sábados y los domingos Lady Madonna (Calle Orellana, 6. Precio brunch por persona: 18€; Precio cóctel: 7€) ofrece un brunch ideal para pasar un rato agradable y comer bien, tanto dulce como salado.

Tosta de salmón y ensalada de col. Lady Madonna

Como entrante proponen un plato dulce a elegir entre los míticos pancakes con plátano en rodajitas y sirope de arce, carrot cake o bol de yogur griego artesano con miel. A este primer plato le sigue uno salado más contundente como los huevos Benedict, el sándwich de pollo con huevo a la plancha y tomate semi-seco, la hamburguesa mexicana con cheddar y jalapeño crujiente, los huevos al gusto con bacon y patatas gajo, los espárragos trigueros con jamón ibérico y huevos o la tosta de pavo con aguacate acompañada de ensalada de col. Todo acompañado de zumo de naranja natural, café y un cóctel de Mimosa o Bloody Mary. Una opción diferente para tus comidas en esta temporada.

Cena mestiza

La propuesta culinaria de Ronda14  (General Oraa, 25. Precio medio por persona: 25-30€) rompe moldes al mezclar la cocina peruana con la asturiana y la japonesa. Su chef Mario Céspedes se centra en su experiencia, sus raíces y su infancia para crear una carta que enamora al comensal convirtiéndose en una de las grandes opciones para esta reunión navideña de amigos. Es un viaje por Perú, por el Principado de Asturias y Japón que engancha desde el primer bocado. Y que, de animaros a ir, más vale que reservéis pronto porque es habitual que lleguen al “completo”.

Gunkan de huevo trufado. Ronda 14

En Ronda14 la fusión sorprende hasta el punto de crear platos como el nigiri de hamburguesa de wagyu con rocoto y quesos azules asturianos, las gyozas criollas con manitas de cerdo, el ceviche de sarda y rabas rebozadas o los baos de panceta confitada a baja temperatura con especias vietnamitas, lima y ají de lima. Estos son sólo algunos platos de toda una carta llena de sushi inspirado en Asturias y Lima, junto con otras especialidades, y de bocados que no os dejarán indiferentes.

Tapas venezolanas

Probar la gastronomía venezolana en Madrid no es nada fácil debido a la escasez de restaurantes especializados. Este es el motivo principal por el que proponemos Apartaco (Luchana, 7. Precio medio: 22€). Un local inspirado en las recetas de las abuelas de su chef, Leo Araujo, en las que las hallacas, los tequeños, las arepas o el pabellón criollo son los protagonistas de su carta.

Hallacas venezolanas. Apartaco

En su cocina, Araujo sólo utiliza productos propios de su país lo que le ha llevado a convertirse en el único chef que sirve gastronomía tradicional 100% venezolana en la capital. Otros de sus platos estrella son la chalupa, una especie de lasagna que se elabora, en lugar de con pasta, con cachapa, una elaboración venezolana hecha a base de harina de maíz o los mondongos, una sopa espesa que se suele comer los domingos. Como postres, no te puedes ir sin probar las tres leches, un bizcocho típico embebido en tres tipos de leches distintas. Y, si quieres hacer que esta comida o cena sea por completo venezolana, acompáñala con papelón con limón o zumo de maracuyá.

Copas al peso

La calle Monte Esquinza acoge en una de sus esquinas uno de los clubes más desconocidos de la capital, Welkhome Club.  (Montesquinza, 15.Precio por 50ml 6,45€ o 7,95€ hasta las 22.00h dependiendo de la bebida que elijas, a partir de las 22:00h es un euro más por copa.). Aquí tú eres quién se sirve las copas y quién decide lo que vas a pagar por ellas ya que el precio va en función de los mililitros de destilado consumido. Una propuesta divertida, dinámica e interactiva para degustar una bebida a la vez que se celebra la llegada de la navidad.

Copas al peso. Welkhome Club

Servírtela tú mismo, implica también la libertad de jugar y experimentar con los botánicos. Un bufé libre con todas las tipologías de especias, cítricos y frutas frescas, además de snacks dulces y salados para acompañar el trago, están a tu total disposición mientras disfrutas de la copa. Y si te apetece algo de picar en su carta de finger food encontrarás algunos de los hits de la cocina internacional como hummus, tequeños, cuscús, tacos o baos que servirán para acompañar de una forma más entretenida vuestro brindis navideño.

Quedar en el mercado

YokaLoka (Santa Isabel, 5. Mercado de Antón Martín.Precio medio 15-22€) es para los amantes del ramen, de la tradición en toda su esencia y del fast food callejero de gran calidad y  a increíble precio. En los bajos del Mercado de Antón Martín existe un sitio, desconocido por suerte para muchos (no para GastroActitud, publicamos la primera reseña hace mucho), que no hace reservas, cierra temprano y está situado en medio de puestos cerrados del mercado. Así es YokaLoka. Un pequeño local que nació para crear pedidos a domicilio y que, si vas, más vale que sea pronto.

 

 

Ramen. Yokaloka. Imagen de Edward Guk, Unsplash

Aquí el sushi es uno de los platos estrella pero, sin duda, el ramen de los martes y miércoles (hay uno especial que sólo se hace estos días) se lleva la palma. Por no hablar de sus gyozas, sus tartares y sus takoyaki, un aperitivo japonés en forma de bola que rellenan con pulpo picado, jengibre y cebolla verde. Y si vas, no te olvides de pedir al finalizar la comida un vasito de Umeshu, un licor japonés de ciruela que está delicioso. .

Pasta y mozzarella: Italia no falla 

Llegado directamente desde Piamonte, el restaurante Gioia  (San Bartolomé, 23. Precio del menú degustación 29€, sin trufa blanca.) es uno de los favoritos de los jóvenes de Madrid. Davide Bonato, chef y propietario, ha logrado que su restaurante destaque por la calidad de sus ingredientes en recetas tradicionales del norte de Italia.

Tagliolini hechos a mano con yema de huevo, láminas de trufa y queso cacio nerone.

Destacan los “gnocchi” de patata y harina de garbanzos tostados con boletus y crema de queso taleggio, el maravilloso “risottino” elaborado con arroz carnaroli, alcachofas y tartar de gambas rojas o los raviolis caseros rellenos de queso fresco ricotta de bufala y espinacas con crema de limón. Pero, sin lugar a dudas, el plato estrella son sus “tagliolini” hechos a mano y complementados en mesa con finas láminas de trufa rallada al momento, yema de huevo y queso “cacio nerone”. No se quedan atrás los “tortelloni di coda di manzo”, rellenos de rabo de ternera, boletus y crema de calabaza. Dos de los platos que son catalogados por muchos como los mejores platos de pasta de Madrid. Y es que Davide sabe cómo tratar la pasta.

Niguiris para cenar

Ikigai  (Flor Baja, 5. Precio del menú degustación 45€) es japonés, es técnica y es producto español de temporada con ese toque que aporta la personalidad y el gusto del chef Yong Wu Nagahira.

Niguiris variados. Ikigai

Lo especial de Ikigai, dejando a un lado su carta, es su menú degustación. Un menú asequible a todos los bolsillos. Compuesto por seis pases variables en función de la temporada y postre, Yong impresiona a los comensales tanto por el producto y sus salsas y fondos como por la composición de los platos. Creaciones que respetan la estricta composición de la cocina japonesa y su rigurosa técnica que además reflejan la influencia de la tradición culinaria española y su espectacular producto local.

China a cualquier hora

El auténtico street food chino cada vez suma más adeptos movidos por la autenticidad de los platos, su calidad y su precio. Así es Shanghai Mama(Infanta mercedes, 62. Precio medio 22€) un restaurante chino con chefs autóctonos que hacen recetas tradicionales con ingredientes locales.

Cerdo laqueado. Shanghai Mama

El “wonton frito”, los “rolls” o el “wan zhen” son sus tres entrantes más solicitados sin contar sus increíbles y sabrosas gyozas y dumplings elaborados a mano con masa casera y rellenos de carne y trufa, langostinos con calamar o setas y foie, entre otros. Como primeros platos hay que destacar su famoso “ku bak” acompañado de mariscos y pollo y de un huevo crudo que cocinan directamente en mesa con un soplete. El pato Shanghai Mama crujiente es el segundo plato que no podéis perderos o su versión laqueada, servida dentro de crepes. Para terminar, no os olvidéis de la piña glaseada con helado de coco, os sorprenderá.

Navidades nórdicas

No está en el centro de Madrid, pero los de la periferia también tienen derecho a salir ¿no? Guito’s (Calle de Blanca de Castilla, 5. Precio medio 30€.)  está en Aravaca y bien se merece un paseo en coche para degustar cualquiera de sus platos de origen sueco y dejar impresionados a tus amigos en esta comida navideña. Este refugio escandinavo del que está al mando de Íñigo Verdugo, chef y propietario con raíces suecas, presenta a través de su carta el recetario tradicional de este país del norte además de trasladarte a una de sus cabañas en medio de un bosque perdido.

Ensaladilla rusa con regañás. Guito’s

El Toast Skagen, la tradicional tosta de gambas de Estocolmo, los (increíbles) arenques con patatas paja acompañados de huevo duro, cebolla y eneldo, la sopa de cebolla y el salmón noruego bien merecen una escapada hasta allí. Otro de los platos tradicionales que también ofrecen es el estofado de reno, un plato típico noruego que no podía faltar en la mesa.

Deja un comentario





Si navegas por este sitio, aceptas la política de cookies. más información

Esta web necesita tener activadas las cookies para una mejor experiencia. Si continúas navegando por este sitio sin cambiar tu configuración de cookies o haciendo clic en Acepto más abajo consientes este uso.

Cerrar