OBA- alta cocina vegetal en nuevos formatos

Javi Sanz y Juan Sahuquillo presentan nuevas propuestas para disfrutar en verano de OBA-. Su proyecto más personal, que a partir del 22 de junio, arranca la temporada estival con menús inspirados en el entono. En los que priman los elementos vegetales y se reafirma su colaboración con pequeños productores con los que comparten filosofía.

 

Javi Sanz y Juan Sahuquillo en el huerto de OBA-

 

Los nuevos menús CUADERNO UNO pueden disfrutarse en formato Cuaderno M (10 pases, 115 euros), Cuardeno L (14 pases, 145 euros), o Cuaderno XL (17 pases, 185 euros). Y, además, dos sugerencias líquidas perfectas para armonizar los platos: vinos de variedades recuperadas (Matices Olvidados), y otra, mucho más inusual (Natura), a base de bebidas fermentadas sin alcohol, elaboradas en el propio restaurante, con los excedentes diarios. Las armonías líquidas se adaptarán a los menús. Pudiéndose pedir, de igual manera, en formato M (6 copas de vino, o 7, en el caso de la opción sin alcohol), L (9 copas), o XL (12 copas).

Entre los platos más representativos destacan: “Flores, pétalos y néctar”, “Forrajeo, hojas y hierbas”, “Huerto, vegetales y aminoácidos”, “Cangrejo señal, tamari de tomate y ajo del oso”; “Seta de cultivo, miso de pan y vinagre”, “Trucha marrón, sarmiento y shiokoji”; “Lengua de jabalí, setas silvestres y shoyu de huevo”, “Melocotón de Cilanco, Micky oolong y pasta sabrosa”, o “Pino preservado, té de río y rábano encurtido”. El último pase del menú, los clásicos petit fours se convierten pequeños bocados a base de frutas del entorno.

 

Melocotón asado, Milky Oolong y pasta sabrosa

 

En esta etapa, los fermentados tienen un gran protagonismo. Integrándose así de forma discreta en los platos y potenciando su sabor. Labor que recae directamente sobre Nico Saboga, quien se dedica a investigar esta vertiente, aún poco explorada, de la cocina. A pesar de su sutileza, OBA- propone una cocina sabrosa, aligerada con los recursos vegetales procedentes de su propio huerto, y de la recolección diaria.

Otra novedad es la mayor interactividad de los comensales. Quienes tendrán más libertad para comer a su manera algunos de los platos, y el acabado en la sala de varios pases. Eligiendo la fórmula que más se adapte a sus gustos y necesidades tanto en el precio como en la duración del menú.

Después del verano, el restaurante OBA- cerrará sus puertas entre el 9 y el 27 de septiembre. Y así, volver con energías renovadas y dar paso a las propuestas de otoño.

 

Interior del restaurante OBA-

Si te gusta la gastronomía, y quieres aprender a escribir una crítica gastronómica, fórmate en nuestro curso online.

Gastroactitud

Terrazas de Madrid para cenar: nuestras favoritas en 2024

En las alturas o a pie de calle; en jardines o azoteas. Recorremos Madrid buscando…

2 días

Cordero y estrellas en las noches de verano

Una actividad para todos los públicos que conjuga astronomía y gastronmía en la estación de…

4 días

Experiencia eno-gastronómica con vistas al torreón de Covarrubias

Las experiencias han sido diseñadas conjuntamente con Diego González y Laura Rodríguez, prestigiosos sumilleres. Para…

6 días

Carabineros de La Santa

Uno de los tesoros gastronómicos de la isla de Lanzarote. Su pesca depende de una…

6 días

Ruta de verano por wine bars de Madrid

El calor no sirve de excusa para perderse la oferta de bares de vinos que…

1 semana

Premios Cincho 2024: los mejores quesos a examen

La próxima edición de estos prestigiosos premios se celebrará los días 9, 10 y 11…

1 semana