…Y ahora en Madrid. Es una de asignaturas pendientes de la gastronomía española. Y es curioso que aun siendo muy cafeteros, no en todos los restaurantes se ofrece un buen café ni se le presta la atención que se debería, algo que sí sucede en otros lugares como Portugal o a Italia, donde el uso de las capsulitas es casi residual, o en ciudades como Londres, donde hasta las tiendas de monopatines sirven su propio café y tienen su propio barista. 


Mokka Shop & School, que abrió hace un poco más de un año en el barrio de Salamanca, era una tienda que hacía falta en Madrid; una tienda donde no solo se pueden comprar los mejores cafés 100 % Arábica de África y del centro y sur de América (además de excelentes tés) sino también todos los accesorios para sacarle el máximo partido a cada una de las variedades.

Conviene darse un paseo de vez en cuando por Mokka Shop & School para ver las novedades, cotillear entre los cafés de diferentes orígenes producidos en pequeñas haciendas “boutique”, siempre con un compromiso a la sostenibilidad económica, social y medioambiental, y encontrarse en sus estanterías con sorpresas con joyas únicas como el Panamá Geisha La Esmeralda, un café elegante y delicado, muy perfumado en el que destacan las notas cítricas y un dulzor prolongado, considerado por muchos como el mejor café del mundo y que (en España) solo se vende aquí. Su grano se muele y se tuesta al momento en el propio local para preservar sus –inusuales- aromas a jazmín, mandarinas y bergamota.

La variedad fue descubierta en los años 30 en una remota zona montañosa del Suroeste de Etiopía, y exportada después a América donde, por su bajo rendimiento (produce alrededor de la quinta parte que otras variedades), cayó en el olvido hasta que hace apenas una decada la familia Peterson la recuperara en su plantación de la región de Boquete, al oeste de Panamá, donde es cultivada a alturas de entre 1400 y 1800 metros. Su ligereza, poco cuerpo y suavidad han encandilado a los expertos; tanto que incluso en una subasta se llegaron a pagar 330 dólares/kg sin tostar por uno de sus lotes.

Pero en Mokka Shop & School no se trata solo de irse con una bolsita debajo del brazo, sino de formar al consumidor, de explicarle, de contarle, de que aprenda a diferenciar e incluso, de que se haga un verdadero experto, tomando uno de sus cursos de baristas.

Velázquez, 101 

Tel. 9163 44 47 

www.cafemokka.es

Deja un comentario